Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sofocado el incendio en el garaje de un edificio de viviendas en Arona leer

Hamas suspenderá los ataques bajo condiciones

La organización está dispuesta a renunciar a los atentados suicidas si Israel retira al Ejército de las ciudades que ocupa, acaba con los asesinatos selectivos, detiene las demoliciones y libera a los prisioneros.

COLPISA, Jerusalén
23/jul/02 2:40 AM
Edición impresa
COLPISA, Jerusalén

El líder espiritual y fundador de Hamas, el jeque Ahmad Yasin, declaró ayer, que la organización fundamentalista está dispuesta a renunciar a los atentados suicidas si Israel cumple algunas condiciones: la salida del Ejército de las siete ciudades cisjordanas que ocupa desde hace más de un mes, que deje de llevar a cabo asesinatos selectivos, que detenga las demoliciones de casas y que ponga en libertad a los prisioneros.

"Una vez termine la ocupación y se cumplan todas esas medidas, nosotros estamos completamente dispuestos a estudiar desde un punto de vista positivo poner fin a las operaciones de martirio".

La novedad con respecto a otras declaraciones anteriores es que Yasin ni siquiera exige la salida del Ejército de toda Cisjordania y Gaza, sino simplemente de las ciudades que Israel tiene ocupadas.

Yasin en ningún momento se refirió a los ataques contra los soldados y contra los colonos judíos que viven en los territorios ocupados, dando a entender que este tipo de operaciones continuarán mientras dure la ocupación.

Reapertura de oficinas

Por otra parte, la Policía israelí autorizó la reapertura de las oficinas de Sari Nuseibeh en Jerusalén oriental, que fueron cerradas el 9 de julio. Nuseibeh es el presidente de la Universidad Al-Quds y el máximo representante de la OLP en Jerusalén.

Fuentes palestinas indicaron que la reapertura de las oficinas ha sido posible gracias a la presión de EE.UU sobre Israel, y forma parte de un acuerdo más amplio que se ha conseguido en los últimos días y cuyos detalles permanecen en la sombra.

Nuseibeh es uno de los políticos palestinos más moderados, e incluso ha renunciado al derecho de retorno de los refugiados, y el cierre de sus oficinas fue criticado por algunos políticos hebreos.

Se da la circunstancia, además, de que Nuseibeh es una de las personalidades palestinas que mantiene mejor relación con Estados Unidos, lo que explica por qué nada más cerrarse sus oficinas Washington criticó la medida.

Para reabrir las oficinas en Jerusalén, Israel ha hecho firmar a Nuseibeh un documento por el que se compromete a no mantener actividades relacionadas con la ANP desde la Universidad.