Nacional
LO ÚLTIMO:
Veinte investigados por fraude a la Seguridad Social, algunos en Las Palmas leer

El TC confirma las penas a los cinco condenados por el "caso Lasa-Zabala"

El Tribunal Constitucional desestima los recursos de amparo contra la sentencia del Supremo que impuso 75 años de cárcel a Galindo y Elgorriaga; 73 a Vaquero y 71 a Dorado y 8 meses a Bayo como autores de los delitos de detención ilegal y asesinato de los etarras.

EFE, Madrid
23/jul/02 2:40 AM
Edición impresa
EFE, Madrid

El Tribunal Constitucional (TC) ha confirmado las penas impuestas al ex general de la Guardia Civil Enrique Rodríguez Galindo, al ex gobernador civil de Guipúzcoa Julen Elgorriaga, al teniente coronel Ángel Vaquero y a los ex agentes de Intxaurrondo Enrique Dorado y Felipe Bayo por el "caso Lasa-Zabala".

Según una nota informativa del TC, el Pleno de este órgano ha desestimado los recursos de amparo contra la sentencia del Tribunal Supremo que impuso 75 años de cárcel a Galindo y Elgorriaga; 73 años a Vaquero y 71 años y 8 meses a Dorado y Bayo como autores de los delitos de detención ilegal y asesinato de los presuntos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala, cometidos en 1983.

El Constitucional informa de que las partes "han sido informadas del fallo, cuya sentencia, con los votos particulares que ha recibido, se comunicará en los próximos días".

El 25 de julio del pasado año el Tribunal Supremo aumentó en cuatro años las penas impuestas por la Audiencia Nacional a los condenados, al entender que debía aplicárseles la agravante de "prevalerse del carácter público" en los dos delitos de detención ilegal por los que fueron condenados.

Para el Supremo, lo sucedido en 1983 "constituye un caso de perversión de los medios en atención a los fines, con olvido de que, desde la legitimidad de la sociedad a defenderse del terror, esta defensa sólo puede llevarse a cabo desde el respeto a los valores que definen el Estado de Derecho, y por tanto sin violar lo que se afirma defender".

Según declaró probado la Audiencia Nacional, en una sentencia de abril de 2000, en 1983 Elgorriaga y Galindo, "al tener conocimiento de que en el Ministerio del Interior se iba abriendo camino la idea de aceptar la realización de acciones violentas contra miembros de ETA en el sur de Francia (...), decidieron que ellos debían intervenir".