La Palma

CC dice que los vecinos de Fuencaliente se han sentido engañados por el alcalde

Gregorio Alonso Méndez lamenta que la inversión del hotel de Cerca Vieja se haya paralizado "por las formas de actuar del mandatario, como siempre, al margen de la legalidad".

EL DÍA, Fuencaliente
23/jul/02 2:41 AM
Edición impresa
EL DÍA, Fuencaliente

El portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Fuencaliente, Gregorio Alonso Méndez, ha manifestado su preocupación por la situación que ha generado la paralización de las obras del hotel de Cerca Vieja.

El concejal nacionalista señala que se entristece de que el municipio sea conocido por estas circunstancias. Por ello, lamenta que una inversión de este tipo se paralice "por la forma de actuar del alcalde, como siempre al margen de la legalidad y sin tener en cuenta las recomendaciones de la Consejería de Presidencia del Gobierno de Canarias cuando decretó la paralización cautelar de los trabajos que se estaban realizando".

Además, asegura que su grupo se siente engañado y apartado, al igual que el resto de los vecinos de la localidad, "pues no se ha informado al Pleno ante la gravedad de los hechos". El grupo nacionalista se ha enterado de la actual situación a través de los medios de comunicación, ya que "el alcalde no se ha dignado a convocar un pleno extraordinario para tratar el tema de la licencia del hotel desde que en el mes de febrero pasado la Consejería paralizara cautelarmente las obras".

Para Alonso Méndez, la inversión es necesaria para el municipio Fuencaliente y su grupo siempre defendió el proyecto, pero "el que hablaba de 900 camas y que estaba recogido en el Plan Parcial de 1998, siendo la propuesta de las 1.800 camas totalmente inviable". CC duda de que una inversión de este tipo sea buena para el municipio, ya que "los fuencalenteros corren el riesgo de perder sus señas de identidad, además de ir en contra de la inversión hotelera local, que podría desaparecer al no poder competir con un complejo de tal envergadura".

"A pesar de la forma de ser del alcalde, los intereses de los habitantes del municipio deben estar por encima de sus actuaciones, aunque éstas no sean malintencionadas; en el ejercicio de la política muchas veces y tras tantos años en el cargo, se confunde lo público con lo privado".