Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Una mujer mata a su marido a puñaladas y alega que fue para defenderse leer

El castillo de Paso Alto albergará un museo arqueológico submarino

El Ayuntamiento de Santa Cruz y los propietarios de la Casa del Miedo están a punto de alcanzar un acuerdo que supondría un desembolso para las arcas municipales de más de 450.700 euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
23/jul/02 2:41 AM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

El Ayuntamiento de Santa Cruz baraja dedicar el castillo de Paso Alto al estudio de los yacimientos arqueológicos submarinos y a su exposición, según informó ayer el alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, en un encuentro con los periodistas.

Zerolo explicó que en la actualidad, este patrimonio histórico que posee la Ciudad no cuenta con un lugar adecuado para su conservación y que, además, permitiría dar un mejor uso a las antiguas instalaciones defensivas, que se encuentran en un estado "lamentable".

El alcalde se refirió también a los cañones que presidían en el pasado el inmueble, para asegurar que serán devueltos a su lugar de origen, una vez que las obras que se realizaron en esta zona han llegado a su fin.

Propiedad en litigio

Respecto a otro inmueble histórico de la Capital, la Casa del Miedo, cuyos antiguos dueños mantenían un litigio con el Ayuntamiento por su propiedad, Miguel Zerolo, a preguntas de los periodistas, aseguró que los responsables municipales están a punto de llegar a un acuerdo con la familia acerca de la cantidad que habrá que pagar, en torno a los 450.700 euros.

Los últimos propietarios de la casa, que había sido expropiada para realizar un proyecto urbanístico que nunca se llevó a efecto, recibieron hace unos meses la razón en una sentencia del Tribunal Supremo que les devolvió la titularidad de la vivienda, al que la Administración local ya está dando un uso.

Por otro lado, el alcalde anunció que en las próximas semanas el Ayuntamiento retomará la elaboración de un Estatuto de Capitalidad para Santa Cruz, cuya redacción fue retrasada como consecuencia del temporal del pasado 31 de marzo.

Antes de esa fecha, el Pleno municipal aprobó constituir una comisión de estudio con todas las fuerzas políticas.