Santa Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento espera iniciar antes de fin de año las obras en Cuesta de Piedra

El concejal de Viviendas Municipales, José Ramón Castellano, afirma que los plazos para la reposición se vienen cumpliendo según lo previsto desde el Consistorio capitalino y confía en que el plan, en proceso de redacción, se apruebe en el verano para afrontar la demolición del colegio.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
23/jul/02 2:41 AM
Edición impresa
EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife

El proyecto para la reposición de las viviendas de Cuesta de Piedra y la ubicación de las más de 350 familias que habitan en el barrio capitalino continúa según los plazos. El Ayuntamiento, a través de su concejal de Viviendas Municipales José Ramón Castellano, afirmó a EL DÍA que "nuestro contacto con los vecinos es directo y fluido, y creo que sabemos lo que piensan y desean, aunque siempre puede haber una minoría de descontentos".

José Ramón Castellano afirmó: "Hay una comisión con la que mantenemos un nexo de comunicación, además de con la AA.VV. Con ellos consultamos todo lo referente al proyecto".

Cuestionado sobre el momento actual del asunto, el edil comentó que "se trabaja en la redacción del plan. Los vecinos aceptaron mayoritariamente una tipología de edificación, mientras una minoría optaba por el dúplex de cuatro pisos. Otra parte aceptó la reubicación en la zona de Ofra y cuando el plan esté aprobado nos reuniremos con ellos para ofertarles las nuevas viviendas".

Castellano planteó la filosofía municipal: "Intentaremos adaptarnos, dentro de lo que sea posible, a la sensibilidad de los vecinos. Lo que pretendemos con este plan es mejorar las condiciones de habitabilidad y el entorno de una zona muy degradada, con la creación de plazas, zonas verdes y ajardinadas o accesos viales, con la intención de bajar la densidad de población. Ahora es de 108 familias por hectárea y queremos descenderla hasta las 70 ó 75".

En cuanto a posibles plazos para iniciar las obras, dijo que "cuando lo tengamos todo ultimado convocaremos una reunión con los vecinos para exponer cómo queda el proyecto y empezaremos a trabajar. Lo primero será demoler el antiguo colegio para iniciar la construcción de tres edificios en altura que contarán con ascensores, plazas de aparcamiento y subsuelos comunes; más de setenta viviendas. Se trabaja en la redacción del proyecto, ya aprobado, y esperamos sacar adelante el plan en verano para iniciar la demolición del colegio antes de fin de año".