Tenerife
LO ÚLTIMO:
Vuelca un coche en la TF-1, cerca de Abades, y su conductora resulta herida leer
MOISÉS DÍAZ-ESTÉBANEZ Y VILLAVICENCIO

El "Surriagaso"


23/jul/02 12:05 PM
Edición impresa

"En nasa con buena carná, cualquier peja entra".

(Popular canario)

COMO SIEMPRE, contando con este medio, EL DÍA, trataré hoy de dar más de un "Surriagaso", por si son tomados en cuenta, y sirvan como correctivo.

La rotonda central de la estación de guaguas de nuestra Ciudad-Capital sigue ofreciendo un aspecto tercermundista, acumulando basuras, cosa por otra parte hasta cierto punto lógica al no existir apenas sino unas pocas escasísimas papeleras, y con sus jardines totalmente abandonados y semi-secos que tendrían que ser un auténtico mini jardín frondoso y verde. ¿De quién/es depende esta abandonada zona de la Estación de Guaguas? ¿No podría el CIT ocuparse y preocuparse del tema, dado que la Estación de Guaguas es la tarjeta de presentación y recepción de visitantes de toda clase?

Titular de Prensa aparecido hoy en este mismo medio, página 23: "El Hierro consigue superar la media regional en donaciones de sangre"; ¿qué dirán ahora los que tacharon de insolidarios a los herreños? ¿La solidaridad estriba en permitir convertir a El Hierro en una Base Militar de detección y vigilancia aéreo-marítima? Un refrán popular canario dice: "Quien hable y no escuche, muere por el buche". Hay quien incluso asevera que, si hubiese estado instalada la Base Militar de Vigilancia Número 23 del Ejército del Aire, se hubiesen paliado los efectos del 31-M próximo pasado en Tenerife. ¿Qué tendrá que ver un auténtico radar meteorológico con una base de seguimiento aéreo-marítimo?

Leo con verdadero regocijo la publicación de las biografías de ciertos personajes políticos de la cúpula gubernamental ¿nacionalista?, sus inicios, orígenes y trayectoria y verdaderamente y de forma rotunda se llega a la conclusión de que, efectivamente, son unos auténticos ¡nacionalist...os!, especialmente los de importación, en mayoría en los cargos y órganos dependientes del ¿Gobierno Regioná?, de nombramiento digital y de mamancia económica de la madre-teta autonómica.

Ahora que, al parecer, el PNC se ha convertido en un partido político de régimen monárquico hereditario, pretende incluir en sus huestes a los nacionalistas "de toda la vida", señores Olarte y Guigou, que claro está con arreglo a sus antecedentes políticos es coherente su inclusión, dadas sus demostradas posturas nacionalistas "de siempre"; decimos por estas tierras: "¡Señorita, ya el conejo me arriscó la perra!". En caso de seguir esta comedia adelante, de verdad, ¿piensan comerse un rosco? ¡Qué desilusión, qué pena, qué tremendo desengaño! ¡Quién te vide, y quién te ve!

Destacar, cómo no, los últimos, frecuentes, y emocionales viajes a Venezuela, de nuestros prebostes, no para tratar de arreglar los problemas de nuestros inmigrantes en aquel país, sino para tratar de captar el voto que supondría, según los analistas, entre tres y cuatro escaños del Parlamento Regional. Hay que ver con qué cariño se recuerda a nuestros inmigrantes cada cuatro años, en las fechas electorales. ¿Cuánto nos está costando en euros, estos paseos turísticos-electoralistas? ¿La oposición ha solicitado las cuentas? ¿A cómo nos va a costar el voto venezolano?

MOISÉS DÍAZ-ESTÉBANEZ Y VILLAVICENCIO