Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Fuerzas kurdas anuncian el fin del "califato" del Estado Islámico en Siria leer

Morales espera que en Rabat se haya hablado del control de la inmigración

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno Canario sostiene que las costas marroquíes son "un coladero, donde las pateras son despedidas por multitudes" con total impunidad. Por lo tanto, cree que la ministra tiene una ocasión privilegiada para fijar compromisos con los vecinos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
23/jul/02 2:42 AM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, manifestó ayer a EL DÍA que el encuentro de la ministra de Asuntos Exteriores española con su homónimo marroquí debe traducirse en acuerdos, tales como que se controle el flujo de pateras hacia el Archipiélago.

"La ministra tiene una oportunidad privilegiada para plantearle a Marruecos que controle la inmigración en origen, porque hoy por hoy es un auténtico coladero".

De manera gráfica, Morales explicó que las escenas de partida en las playas del Aaiún "recuerdan a las de los antiguos correíllos canarios, despedidos por multitudes". Esta práctica se realiza "con una impunidad absoluta, a pesar de la presencia de las patrullas de la gendarmería", dijo.

El consejero entiende que "si se logra el control en las costas marroquíes, la vigilancia de esta parte tendrá un carácter más preventivo".

Sobre la reunión de la subcomisión mixta Canarias - Estado, que continúa pendiente de fecha, Morales aseguró que "está próxima" y destacó que en ese encuentro "el Estado deberá dejar claro qué piensa hacer, dónde y cuándo", en referencia a los centros de retención y acogida previstos ubicar en las Islas.

"El Gobierno de Canarias, Cabildos y ayuntamientos opinaremos, pero no queremos seguir hablando, sino concretar cómo va a cumplir el Estado sus responsabilidades", sentenció.

Tenerife I

A propósito del centro de retención de Tenerife I, Morales insistió en que "el alcalde de Santa Cruz no ha sido escuchado. Por lo tanto, que se le plantee la situación en una reunión cara a cara, se le diga qué se pretende hacer y se le escuche como máximo responsable de la Ciudad".

A propósito de los datos del sociobarómetro, por el que los ciudadanos sitúan la inmigración como el principal problema en las Islas, Morales dijo que la postura "es lógica, pero se vive con una tolerancia digna de resaltar. La escena de un vecino que alerta a la Guardia Civil sobre la llegada de una patera y auxilia a las personas que arriban a la costa es bastante explicativa", comentó.

Pero la moneda tiene dos caras. "Nuestra población es tolerante, pero las administraciones debemos crear dispositivos que eviten un fomento del rechazo". Que las "manifestaciones antipersona" no hayan tenido éxito "es un síntoma de salud democrática", destacó, pero "no se puede forzar a poblaciones de Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria, o a los núcleos turísticos, a que soporten situaciones que no son razonables".

:INFORMACIÓN EN PÁGS. 34, 44 y 45