Internacional

Dos misiles de un F-16 israelí matan a 17 palestinos, entre ellos 8 niños

El objetivo del ataque, que tuvo lugar en la ciudad de Gaza en la madrugada de ayer, era el líder del brazo armado de Hamas, las brigadas de Izadin el-Kasem, Sheikh Salah Shahada, que murió junto a su mujer y su hija de 10 años. Al menos 173 personas resultaron heridas.

AGENCIAS, Gaza
24/jul/02 2:43 AM
Edición impresa

Al menos 17 palestinos resultaron muertos y 173 heridos, entre ellos el líder del brazo armado de Hamas, las brigadas de Izadin el-Kasem, Sheikh Salah Shahada, cuando un avión F-16 israelí lanzó dos misiles en la madrugada de ayer contra un barrio del este de la ciudad de Gaza, según fuentes palestinas.

Shahada es uno de los líderes más poderosos del brazo armado del grupo islámico y el gobierno israelí le acusa de ser el cerebro varios ataques suicidas, causantes de un elevado número de víctimas.

La acción responde aparentemente a un intento de asesinato selectivo aplicado por Israel contra miembros señalados de los grupos islámicos.

Testigos presenciales relataron que vieron como un avión militar israelí sobrevolaba el cielo de la ciudad de Gaza y que después escucharon dos fuertes explosiones en la zona este de la ciudad, y una gran columna de humo.

Miembros de la seguridad palestina dijeron que el tipo de misil lanzado en esta ocasión se usa sólo en acciones de guerra, y añadieron que el ataque israelí en Gaza no podrá ser nunca justificado.

El subjefe de la seguridad preventiva en la franja de Gaza, coronel Samir Mashharawi, afirmó que "lo que sucedió es una verdadera masacre y una condenable gran acción de guerra llevada a cabo por un criminal de guerra llamado Ariel Sharón contra civiles inocentes".

"Crimen de guerra"

"Le decimos a Bush que debería dejar de dar a Israel la excusa para cometer más crímenes contra nuestra gente inocente. Este horrible ataque es un verdadero crimen de guerra y prueba que Sharón es el terrorista y no los palestinos", aseguró Mashharawi.

En los últimos días, las fuerzas israelíes han lanzado varios ataques sobre Gaza que han hecho blanco en varios talleres que se presume son utilizados por terroristas palestinos para preparar granadas y cohetes para atentar contra Israel.

El ataque se produce justo un día después del atentado palestino contra un tren de pasajeros en el que resultó gravemente herido el conductor y de que las autoridades palestinas e israelíes reanudaran las conversaciones para aliviar la crisis económica de la población de Cisjordania, cuyas ciudades continúan invadidas por el Ejército israelí.

Un aparato F-16 israelí, que salió el pasado sábado para atacar el edificio de Gaza donde se encontraba el jefe militar de Hamás asesinado, abandonó la operación tras ser informado sobre la presencia de allegados cerca del blanco del ataque, según señaló anoche la televisión estatal israelí.

Justificación hebrea

Los responsables israelíes argumentaron que el Ejército no estaba al tanto de la presencia de civiles en la casa bombardeada, justificando sin embargo la "liquidación" de Chehadé, quien "planificaba un ataque de gran envergadura en la región y era necesario impedirlo", declaró el teniente coronel Oliver Rafowicz, portavoz del Ejército.

"Salah Chehadé planificaba este ataque con uno de sus tenientes, Zaher Salah Abou Hossein, también abatido en el ataque contra el edificio de dos pisos alcanzado en Gaza".

"En la guerra contra el terrorismo, los asesinos islamistas no pueden tener inmunidad por el solo hecho de que se escondan en zonas urbanas, protegidas por la presencia de civiles".