Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
El detenido por la muerte de Laura Luelmo confiesa el crimen leer

Las jornadas internacionales sobre pajares tendrán continuidad en Oviedo y Venezuela

Día de las Tradiciones, asociación que organiza las ponencias a principios de noviembre como complemento de la Feria de Pinolere, ya ha sido notificada del interés de repetir la experiencia.

EL DÍA, La Orotava
24/jul/02 18:27 PM
Edición impresa

La dimensión internacional de las iniciativas emprendidas por la Asociación Día de las Tradiciones, organizadora de la prestigiosa feria de artesanía del barrio orotavense de Pinolere, continúa incrementándose. La entidad ha sido informada recientemente del interés de diversos expertos de reeditar en Oviedo y Venezuela las jornadas sobre pajares que se desarrollarán en el parque etnográfico del citado núcleo poblacional del 31 de octubre al 3 de noviembre próximo, repetición que tendría lugar en años venideros, según señaló ayer Rafael Gómez, uno de los principales miembros de la organización.

Para Gómez, la posibilidad de exportar la experiencia demuestra el acierto al elegir el tema de las V Jornadas de Debate sobre Artesanía, que en esta edición tiene carácter internacional y que se centran principalmente en las casas pajizas o pajares como ejemplo de la arquitectura popular en el medio rural.

Toribio Delgado, otro de los componentes de la asociación, también destacó ayer la calidad de los ponentes de este año y recordó que la iniciativa cuenta con la colaboración del Gobierno regional, el Cabildo tinerfeño y el Ayuntamiento de La Orotava.

Las jornadas se dividirán en cuatro apartados. Se abordará el pasado, presente y futuro de los pajares en Canarias; se analizará la cultura tradicional que encierran, los diferentes tipos de casas de cubierta vegetal en el mundo y las ciencias sociales y el arte popular.

Gómez, además, anunció que propondrán en breve al Gobierno Autónomo que permita y fomente la construcción de nuevos pajares en el área protegida de Pinolere como fórmula ideal para recuperar esta tradición, "que se ha ido perdiendo cada vez más", potenciar el cultivo de los cereales necesarios para los techos de paja y respaldar a los carpinteros y constructores especializados en este tipo de arquitectura.