Sucesos

Detenidos tres jóvenes en La Laguna con 1,5 kilos de hachís y 400 gramos de cocaína

Tenían la citada cantidad de hachís oculta en el vehículo que ocupaban en el momento de la intervención policial llevada a cabo en la zona de Las Canteras. Los 400 gramos de cocaína estaban en el domicilio de uno de los detenidos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
24/jul/02 9:42 AM
Edición impresa

El Cuerpo Nacional de Policía informó ayer de que tres jóvenes han sido detenidos en el municipio tinerfeño de La Laguna como presuntos autores de un delito contra la salud pública, después de que les fuesen encontrados 1.500 gramos de hachís y 400 de cocaína.

Los detenidos fueron localizados a bordo de un turismo que les infundió sospechas y fueron identificados con las iniciales A - S.H.L., de 22 años; A - A.B.B., de 31, y J - T.F.G., de 23, que tenían la citada cantidad de hachís oculta en el vehículo que ocupaban en el momento de la intervención policial.

Los 400 gramos de cocaína estaban en el domicilio de uno de los detenidos durante la inspección llevada a cabo en uno de los lugares considerados "calientes" en la venta de drogas de La Laguna.

Los detenidos, en unión de las diligencias practicadas, pasaron a disposición del juzgado de guardia de La Laguna.

Por otra parte, la Guardia Civil quemará hoy en Tarragona 5.755 kilos de hachís decomisados el pasado año en una operación antidroga en L Ametlla de Mar, con lo que serán ya más de 10 las toneladas de este estupefaciente reducidas a cenizas desde principios de año.

El hachís, procedente de la "operación Mediterráneo" que la Guardia Civil llevó a cabo en marzo de 2001 en una masía de L Ametlla en que detuvo a cinco personas, se quemará en la incineradora de residuos urbanos del Polígono de Riu Clar de Tarragona, informaron ayer fuentes de la subdelegación del gobierno.

Éste es el primer año en que se quema droga en la incineradora del Riu Clar, ya que hasta ahora el hachís decomisado en las comarcas de Tarragona se enviaba a Barcelona para ser quemado en la planta del Besós.

Con la quema de este material, la Guardia Civil habrá calcinado ya desde principios de año más de 10 mil kilos de hachís decomisados a narcotraficantes en diferentes operaciones policiales y valorados en 14.522.519 euros (más de 2.500 millones de pesetas).