Tenerife Norte
ENVÍO PARA LA GUANCHA ALFONSO MORALES Y MORALES *

Caso insólito en la historiografía de la Diócesis Nivariense


25/jul/02 18:27 PM
Edición impresa
REPASÁBAMOS, DÍAS PASADOS, viejas crónicas dedicadas a La Guancha y concretamente a su parroquia, de las que dimos noticias en "Jornada Deportiva", sábados, 20 y 27 de junio; 4 y 18 de julio, de 1998, que al querer situarlas en el tiempo, con las fotografías que poseemos de la Iglesia, nos hemos sorprendido con las distintas "torres" que ha tenido; desde la primitiva "espadaña" que albergaba las dos campanas y que podemos admirar en la instantánea que ilustra este escrito, a la posterior en la que su número ha aumentado y a continuación, la que nosotros conocimos en 1958, cuando la visitamos por primera vez, y que convertido luego en el pueblo - que a la postre sería el nuestro - , durante quince largos años apasionantes: de entrega y trabajo, de amistad y camaradería, con el que nos identificamos plenamente y como en ocasiones hemos comentado, vivimos intensamente sus alegrías y tristezas, sus logros y sus frustraciones; las "Ferias" y su grandeza; y la falta de recursos, que las hicieran desaparecer, con gran disgusto de todos, por cuanto eran una fuente de riqueza, de conocimiento y de intercambio de costumbres y usos; pero, en fin, de lo que hoy queremos hablar es de sus "torres", de la que ya vemos se va concluyendo, y aparece la bandera de haber llegado a la cúspide, estando a la espera de ubicar el "reloj" y las renovadas "campanas". ¡Y hete aquí! que, gracias a la generosidad y desprendimiento de mi dilecto amigo, Manolo Rodríguez Mesa, investigador serio y riguroso, que nos facilita una "fotocopia" de un documento inédito, que tenía en su particular "archivo", entramos en conocimiento de un "dictamen" del maestro de cantería y "Alarife", Patricio José García, referido a 1771/1776 (Sig. 217-3) ocupándose de la Ruina de la torre y demás.
Dicho documento dice así: ¡Anuencia de ruina inmediata! "En el lugar de la Fuente de La Guancha, a 14-VII-1771... En virtud de mandato del visitador eclesiástico... dado el estado de ruina que está amenazando la fábrica del Camarín y la torre... se reunió la junta de vecinos, nombraron por perito al maestro, Patricio José García que está a cargo de la fábrica de la iglesia de La Orotava, "el que habiendo venido al día de hoy a este lugar y visto muy bien la ruina que por dicho camarín y torre puede acontecer a la Iglesia, dixo: ....que para obviar la amenaza que puede acontecer..., se necesita que luego y sin dilación se desbarate dicha Torre por lo mal fundada y determinada que la hicieron, porque es la que ocasiona toda la ruina que se puede esperar, estando a la vista los defectos en el Camarín, botado el testero que mira hacia el naciente, y el solladio del testero; la esquina de la capilla mayor con una abertura de arriba abajo, todo nacido a la mala conducta de la torre, que, además de no estar independiente de las paredes de la iglesia..., está asentada sobre su flechar y no tiene firmesa". "El 25-VI-1776, el visitador, Miguel Mariano de Toledo dijo (por no haberse procedido aún a la reedificación), y mandó que "se haga traer oficiales que con el mayor cuidado desbaraten la referida torre y aseguren la capilla del mejor modo que se pueda, lo que se practique a proporción con los alcances que resultaren de las cuentas de Cofradías... y se practique sin dilación de tiempo".

* Su "boticario" desde 1959-1974

ENVÍO PARA LA GUANCHA ALFONSO MORALES Y MORALES *