Dinero y Trabajo

Rechazo a que los Cabildos puedan intervenir en el precio de los combustibles

La patronal del automóvil y la UCE tinerfeña no consideran oportuno que las Corporaciones Insulares incrementen la cantidad que ahora perciben por litro de carburante. Califican la propuesta en este sentido del Gobierno Canario de "injustificada" y que repercutirá en el consumidor.

EL DÍA, S/C de Tenerife
25/jul/02 2:45 AM
Edición impresa

La Asociación Provincial de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles de Santa Cruz de Tenerife (Apeica) señaló que la posibilidad de que los Cabildos puedan incrementar la tasa de 0,0079 céntimos de euros que perciben por cada litro de combustible es "negativa", ya que penaliza al usuario que utiliza el coche como "elemento básico".

No obstante, su secretario general, Fernando Tabares, hizo hincapié en que la subida se plantea como una posibilidad, lo que, dijo, "no quiere decir que los Cabildos la vayan a usar", ya que puede ser "una medida polémica". Por lo tanto, descartó que existan motivos de "alerta".

Tabares expuso que Apeica comparte que las Instituciones tengan interés en poder contar con un fondo para afrontar las infraestructuras de carreteras, pero se mostró en contra de que se haga a costa de un producto necesario y único en la movilidad de los canarios y las empresas. Al respecto, rechazó un alza de precios mediante impuestos o tasas, ya que repercuten en el consumidor y en la economía, en especial la centrada en los servicios.

Apuntó que la medida todavía cobra menos sentido en el actual momento de desaceleración económica y afirmó que, aunque el sector no prevé un descenso de ventas de coches por este motivo, podría producirse un "desvío de facturaciones" que repercutiría en las estaciones de servicio y en la actividad económica de cada Isla.

Por su parte, el secretario general de la UCE-Santa Cruz de Tenerife, Raúl Alonso, afirmó que "no existe justificación" para esta medida. Señaló que el sistema empleado para la recarga "es injusto, ya que generaría desigualdades entre las Islas, y alega como motivo la financiación de carreteras, infraestructuras que, en términos generales, están saturadas".

Alonso anunció que un incremento de este tipo incidiría en el IPC, que perjudica a los ciudadanos y a la economía, teniendo en cuenta que es un producto que tienen efecto arrastre sobre la inflación general.

Asimismo, insistió en que esta organización está en contra de cualquier posibilidad que suponga que un mayor número de administraciones graven la gasolina e insistió en que el sistema fiscal se debe basar en la renta y no en impuestos que no contemplan dicho punto.