Sucesos

El autor del crimen de Arona fue concejal del PSOE en Vallehermoso hace 3 años

La joven, que tenía dos impactos de bala en el pecho y la axila, había manifestado su intención de romper su relación sentimental.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jul/02 9:42 AM
Edición impresa

El barrio de El Fraile, en el municipio de Arona, se vio en la noche del lunes sobresaltado por la muerte de una pareja a raíz de una supuesta disputa de celos.

Según fuentes policiales, Manuel Jesús C.P., natural de Vallehermoso (La Gomera), de 31 años, disparó en dos ocasiones contra Ana María H.V., natural de Tacoronte, de 25 años, con una escopeta de caza que había comprado con anterioridad, ocasionándole la muerte, tras recibir un impacto en la axila y otro a la altura del corazón. Seguidamente, el presunto autor del asesinato se suicidó con otro disparo en el pecho que le reventó uno de los pulmones.

Se da la circunstancia de que el presunto homicida había sido hasta hace tres años concejal por el Partido Socialista en el Ayuntamiento de Vallehermoso, gestionando el área de Cultura y Deportes durante toda la legislatura, según confirmó a EL DÍA su sucesora en el cargo.

Fuentes policiales precisaron que la pareja, que al parecer había comprado una vivienda en la calle Cañada de El Fraile, no estaba casada y ella había mostrado su intención de dar por finalizada la relación. Asimismo, se indica que los propios vecinos de la zona, conocedores de la situación, habían aconsejado al presunto homicida que aceptase la decisión de su pareja y "que no se preocupase porque hay más chicas".

A los cuerpos se les procedió ayer a realizar las autopsias, para autorizar el traslado de los mismos a su lugar de origen y posterior sepelio del varón e incineración de la mujer.

En cuanto a la mujer, era estudiante de la facultad de Derecho de la Universidad de La Laguna y tenía previsto acabar la licenciatura este curso. Ana María H.V. trabajaba como recepcionista en el hotel Costa Adeje, según manifestó su padre a EL DÍA, quien agregó que el homicida no le parecía mala persona y que no tenía constancia de que tuviese intención de dejar la relación.