Actualidad

Santa Cruz celebró el día de su Patrón

La Ciudad festejó ayer a Santiago Apóstol con una eucaristía en La Concepción y una procesión, en el 205 aniversario de la victoria sobre la escuadra del almirante Horacio Nelson.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/jul/02 2:48 AM
Edición impresa

Como cada año desde hace 205, la Capital celebró ayer su día grande, en el que confluyen las fiestas en honor a su patrón, el Apóstol Santiago, y el aniversario de la victoria de Santa Cruz sobre las tropas invasoras al mando del almirante Horacio Nelson en 1797, un hecho que le valió los títulos de Muy Leal, Noble e Invicta.

En señal de duelo por los fallecidos en el temporal del pasado 31 de marzo, la Ciudad prescindió de otro tipo de actos más allá de la tradicional Eucaristía, oficiada por el vicario general de la Diócesis, Daniel Padilla, y la procesión por las calles del centro histórico de Santa Cruz, en los que participó la Corporación municipal en pleno, presidida por su primer edil, Miguel Zerolo.

La imagen de Santiago Apóstol recorrió las calles Santo Domingo, Cruz Verde, San Francisco, San José, plaza de España, General Gutiérrez, Imeldo Serís, Candelaria y Domínguez Alfonso.

Este día grande para la Capital se celebró de manera distinta en el pasado. Las crónicas narran que, por ejemplo, en 1802 se festejó con música y cañonazos, unos actos que costaron unos 558 reales.

Con una solemnidad mayor, en 1897, primer centenario de la derrota británica, el pendón, que por acuerdo del Ayuntamiento ya no es sacado en procesión, recorrió las calles acompañado de soldados a caballo. Los balcones lucieron damascos y las banderas ondearon en lo más alto del castillo de San Cristóbal.

Más adelante se organizaron carreras de caballos en el llano de Los Molinos, se encendieron vasijas de barro en la plaza de la Pila y se quemaron fuegos artificiales en una celebración en la que el general Gutiérrez, vencedor del ataque, se quedó sin homenaje.