Dinero y Trabajo

Los inversores mostraban su lado bueno


26/jul/02 2:49 AM
Edición impresa

Los inversores mostraban su lado bueno

Los inversores exhaustos después de varios días consecutivos de fuertes pérdidas se tomaban un respiro y hacían subir los índices de forma contundente. No había en el mercado algún hecho especial que hiciera subir al mercado, a pesar de los datos macroeconómicos que hoy se publicaban, simplemente se trataba de un rebote, tan esperado y necesitado en un entorno de pésimo clima en los mercados. Entre las citas del día destacaba el dato de confianza empresarial IFO alemán del mes de junio. El dato, a pesar de publicarse inferior a lo esperado, debido a las peores expectativas que se forman los empresarios alemanes, no ha sorprendido en exceso al mercado, que de alguna forma ya contaba con alguna decepción en este sentido a tenor del clima de incertidumbre que está pesando en el mercado. En Estados Unidos la Confianza del Consumidor también sufría una rebaja en junio, aunque muy ajustada a lo esperado por el mercado y ya anticipada por la Universidad de Michigan la semana pasada. En este contexto y con una apertura alcista al otro lado del Atlántico, los índices europeos cerraban con importantes ganancias, impulsados por valores como Vivendi Universal, que ganaba un 7,7% después del castigo del 23% que sufría el día anterior, y Deutsche Telekom, que ganaba al cierre un 7,5%. El CAC 40 y el Footsie londinense cerraban con ganancias del 2,65% y 1,96%, mientras el DAX alemán, antes del cierre subía un 3,22%. En la plaza española, el Ibex 35 no se quedaba atrás en este ambiente de fiesta y cerraba con un alza del 1,84%. Si bien Telefónica no mostraba la fortaleza de sus homólogas en Europa, por la persistencia de los riesgos en Brasil, la operadora sí lograba ganar al cierre un 2,2%. Entre los valores más activos y con mayores ganancias estaban BSCH, que subía un 5,07%, Terra, +4,14%, Dragados, 3,75%, y Ferrovial, que con una subida del 5,93% se ponía a la cabeza en el ranking de ganancias del Ibex 35. Los inversores recogían con mucho entusiasmo la victoria que el consorcio, del que forma parte la constructora, conseguía en el concurso de ofertas para la privatización del aeropuerto de Sydney.

En una sesión tan animada cabía esperar un peor comportamiento en valores de naturaleza defensiva, como era el caso de Altadis, que perdía un 2,24% al cierre.

Las subidas venían acompañadas de un volumen que superaba los niveles de los últimos días, ascendiendo a 2.458 millones de euros.

En el mercado de divisas el euro se mantenía estable en niveles próximos a los 97 centavos de dólar. Y en renta fija, los bonos mostraban un comportamiento negativo, con la rentabilidad del 10 años subiendo hasta el 5,138%.