Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Pacto de Toledo cierra la legislatura sin acuerdos leer

El Gobierno y el PSOE rechazan el anuncio de Caruana de un referéndum en Gibraltar

José María Aznar apela a la discreción en los contactos con el Reino Unido en referencia a las declaraciones de Tony Blair de excluir la base militar instalada en el Peñón de las negociaciones de soberanía compartida, y ante las que no quiso hacer comentarios.

EFE, Madrid
27/jul/02 2:55 AM
Edición impresa
EFE, Madrid

Gobierno y PSOE rechazaron ayer el anuncio de referéndum del ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, por considerarlo "estrambótico" y por contravenir la legalidad internacional, mientras que el jefe del Ejecutivo, José María Aznar, apeló a la "discreción" en las negociaciones con el Reino Unido.

El presidente del Gobierno consideró que no se debe hablar del futuro del Peñón públicamente y destacó la voluntad de España y el Reino Unido de llegar a un acuerdo sobre el futuro de Gibraltar.

Aznar se refirió así a las conversaciones entre ambos países al ser preguntado en conferencia de prensa sobre las últimas declaraciones del primer ministro británico, Tony Blair, de excluir la base militar instalada en Gibraltar de las negociaciones de soberanía compartida, y ante las que no quiso hacer comentarios.

Al anuncio el jueves de referéndum de Caruana siguió ayer la respuesta de los Gobiernos español y británico, del PSOE y nacionalistas.

La ministra española de Exteriores, Ana Palacio, criticó la convocatoria e insistió en que "carece de validez" y "contraviene la legalidad internacional", y recordó a Carauna que tiene una "reiterada invitación para venir a hablar y participar".

Respecto a las negociaciones con el Reino Unido, que se retomarán en septiembre, afirmó que los Gobiernos "no deben hablar a través de los medios de comunicación".

"Está claro - declaró - que las negociaciones no están cerradas y que están bien vivas, han progresado mucho y están en muy buena dirección, con buen impulso".

Desde el Ejecutivo también se pronunció su portavoz, Mariano Rajoy, quien pidió a los gibraltareños que "reflexionen" sobre los esfuerzos de ambos países para solucionar la situación y precisó que el Gobierno español no pedirá al Reino Unido que tome medidas para impedir la celebración de la consulta ya que la respuesta del Ministerio de Asuntos Exteriores británico ha sido "muy clara".