Tenerife Norte
RICARDO GUERRERO LEMUS

Puerto de la Cruz: la única ciudad turística de Canarias


27/jul/02 18:27 PM
Edición impresa
EN TODA CANARIAS existe la conciencia clara de que el Puerto de la Cruz fue la primera ciudad con carácter turístico que se generó en las Islas Canarias. Este hecho histórico hace que muchos admiradores de nuestra ciudad la bauticen con el título de "primera ciudad turística de Canarias", lo que da lugar a muchas intrepretaciones. Por el contrario, lo que no da lugar a interpretaciones es titularnos como "la única ciudad turística canaria". Desarrollemos esta idea. Hay cuatro factores principales que apuntan hacia esta nueva titulación. Por una parte, el Puerto de la Cruz es la única ciudad turística de Canarias en la que conviven, frente a frente, turistas y vecinos de la ciudad con muchas generaciones de localización en el Puerto a sus espaldas. Esta convivencia ha hecho que veamos al turista más como un amigo que nos enriquece, que como un billetero al que exprimir. Por otra parte, el Puerto de la Cruz es la ciudad turística con mayor porcentaje de trabajadores canarios de todas las Islas. Este segundo factor lo sienten los turistas, ya que con quien más roce tienen es con los trabajadores del sector. También, el paisaje y los núcleos poblacionales que rodean la ciudad son auténticamente canarios, aunque sufren una presión "despersonalizadora", de pérdida identitaria, en contra de la que algunos no paramos de batallar. Por último, el desarrollo del núcleo urbano de la ciudad ha venido condicionado, en su mayor parte, por las necesidades locales de desarrollo, y no, como en otros núcleos turísticos de las Islas, por el afán devorador de la nueva industria turística.
Es importante que los portuenses, y los habitantes de todo el Norte de Tenerife, tengamos claros estos cuatro factores y protejamos su continuidad en el tiempo, ya que son nuestras señas de identidad. Estas señas no deben ser entendidas dentro de un esquema de ideal romántico contemplativo, o ideario nacionalista a escala comarcal, sino que son factores de una gran importancia económica que garantizan que el Puerto de la Cruz pueda seguir siendo entendido como un destino turístico diferenciado con sabor a pueblo canario marinero. El evitar que el Puerto de la Cruz caiga irremediablemente dentro de ese mercado de turismo de bajo coste, desconocedor de su entorno, depende de cada uno de nosotros en mayor o menor medida.
Por tanto, defendamos nuestros factores de identidad y sostenibilidad, para que el visitante que quiera conocer y sentir, con la mayor intensidad, que se encuentra en Canarias y rodeado de gente canaria, quiera venir al Puerto de la Cruz, "la única ciudad turística canaria".
RICARDO GUERRERO LEMUS