Actualidad

El Gobierno aprueba el marco legal de la Policía Autonómica

El Consejo de Gobierno de Canarias dio el pasado viernes el visto bueno al anteproyecto de ley del Sistema Canario de Seguridad, norma en la que establece el modelo de lo que en su día serán - cuando exista el apoyo parlamentario suficiente - las fuerzas de seguridad isleñas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/jul/02 2:56 AM
Edición impresa

El Consejo de Gobierno de Canarias acordó el pasado viernes remitir al Parlamento Regional el proyecto de ley del Sistema Canario de Seguridad, dando así un importante paso en el desarrollo de la seguridad de las Islas, según señaló su portavoz, Pedro Quevedo.

El proyecto de ley, que consta de 86 artículos, define, entre otras cuestiones, el modelo de lo que será en su día la Policía Autonómica de Canarias, al establecer el marco normativo para el desarrollo de las competencias que en esta materia tiene el Ejecutivo Regional.

Durante la rueda de Prensa celebrada ayer para dar cuenta de los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno, Pedro Quevedo recalcó en que esta ley "establece el marco normativo que desarrollará y creará la Policía Autonómica. No la crea - insistió - , sino que deja establecidas la bases para, cuando se den las condiciones, aprobar una norma específica".

En este sentido, apuntó que el texto aprobado por el Gobierno "desarrolla el artículo 34 del Estatuto de Autonomía, tomando como base los Cuerpos de Policías Locales, planteando un modelo complementario de los recursos del Estado y orientado a un despliegue prioritario en el sector turístico, así como en aquellos entornos con una problemática específica.

En este sentido, aclaró que el proyecto de ley "no tiene la intención de forzar nada, sino de consensuar y no generar obstáculos para mejorar la seguridad en las Islas".

Contenido

El Sistema Canario de Seguridad tiene como objetivos tres tareas: seguridad, emergencias y protección civil, y recoge en un solo texto legal todas las competencias que en materia de seguridad disponen las administraciones públicas canarias (Estado, Comunidad Autónoma y Corporaciones Locales).

Fundamentado en cuatro pilares - coordinación, formación, policía y atención de emergencias - el proyecto regula por ley el Centro de Coordinador de Emergencias y Seguridad y crea la Comisión Canaria de Seguridad como órgano de participación ciudadana.

Tal y como indicó Pedro Quevedo, con este texto se regula por primera vez en Canarias la atención a las situaciones de emergencia que, por sus características, no están en el marco de la protección civil (aquellas situaciones que no son de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública).

Además, también se crea la Agencia de Emergencias como órgano aglutinador de la prestación de todos los servicios de atención a las emergencias de los ciudadanos y visitantes de las Islas.

Igualmente se regulan los servicios de bomberos, como eje fundamental del desarrollo de las políticas de atención de emergencias y protección civil y se faculta al Gobierno a realizar la coordinación, acreditación, uniformidad y formación, así como una homogeneización similar a la que se está realizando con la Policía Local.

Por último, también acomete la competencia que en materia de salvamento marítimo tiene la Comunidad Autónoma Canaria (hasta 12 millas) y se regula una nueva Protección Civil, distribuyendo claramente las competencias en esta materia entre todas las administraciones.