Actualidad

Guatemala se viste de gala

Millares de peregrinos llegados a Guatemala para asistir mañana a la canonización del que será el primer santo canario, por Juan Pablo II, rezan ante el sepulcro del todavía beato. El obispo de Tenerife, Felipe Fernández, en su visita a la Antigua, recalcó que esta ciudad está marcada por el Hermano Pedro, al igual que Ávila lo está por Santa Teresa.

AGENCIAS, Guatemala
29/jul/02 2:59 AM
Edición impresa

El sepulcro del beato Pedro de Betancur, en la iglesia de San Francisco El Grande, es visitado por millares de peregrinos que llegaron a Guatemala para presenciar, mañana, la canonización del primer canario, por el Papa Juan Pablo II.

La fiesta que vive esta ciudad colonial, situada 45 kilómetros al oeste de la capital, en los tres días de preparación por la visita del Papa y la santificación del Hermano Pedro de San José de Betancur, se trasladó durante la segunda jornada al templo y convento de San Francisco.

El Papa Juan Pablo II llegará hoy a Guatemala en lo que será su tercera visita a este país centroamericano, con la esperanza de renovar una fe que en los últimos 30 años ha disminuido en más del 20%, frente al avance de grupos protestantes y de otras grupos religiosos.

"Antes había un 99% de católicos, pero muchos no tenían nada de compromiso, eran sólo católicos de nombre, ahora tenemos como un 70%", reconoció el obispo de la diócesis de Escuintla, Fernando Gamadero.

"Lo más importante es la calidad del militante católico, que es muy superior al de otras religiones. Nuestro compromiso abarca muchos objetivos, como el de los derechos humanos y otros de contenido social. Todos los católicos estamos muy comprometidos: los obispos, sacerdotes y laicos", agregó Gamadero.