Sucesos

Cuatro encapuchados ASALTAN una tienda de electrodomésticos en Barranco Grande

Los delincuentes contaban con el apoyo de un todoterreno y un turismo, ambos previamente sustraídos, que lanzaron contra la puerta. Una vez en su interior se apoderaron de cámaras digitales y ordenadores portátiles. Los daños ascienden a unos 132 mil euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
30/jul/02 9:43 AM
Edición impresa

Cuatro individuos encapuchados a bordo de dos vehículos asaltaron en la madrugada de ayer la tienda de electrodomésticos Martínez sita en Barranco Grande (Santa Cruz de Tenerife), y donde se apoderaron de diverso material, tales como cámaras de vídeo digitales, televisores, ordenadores portátiles y otros efectos por valor de 36 mil euros, rompieron por valor de otros 60 mil y la reparación de los que dañaron asciende a unos 24 mil euros (en total unos 22 millones de pesetas) según adelantó a EL DÍA su propietario Juan Manuel Medina, quien además mostró su indignación con la escasa vigilancia policial que por parte del Ayuntamiento capitalino se presta a este barrio.

Los hechos se desarrollaron a partir de las tres de la madrugada cuando los cuatro individuos que contaban con un jeep Suzuki y un turismo Ford (previamente robados), lanzaron por el procedimiento del alunizaje el todoterreno violentando la puerta que saltó hecho añicos y una vez dentro tiraron al suelo toda una estantería con televisores, entre los que se encontraba uno de plasma valorado en 3 mil euros.

Juan Manuel Medina declaró a EL DÍA que solicité de forma urgente a la subdelegada del gobierno protección oficial para mi establecimiento, hasta solucionar los destrozos, ya que para poner seguridad privada necesito permiso de la Comisaría Provincial". Medina agregó que "se estaba a la espera de la tasación por parte de la compañía aseguradora Mapfre".

Toda la acción quedó grabada por las cámaras de seguridad del establecimiento. Los delincuentes, a tenor de la rapidez con la que operaron, conocían la distribución de aquello que más les interesaba (cámaras digitales y ordenadores portátiles) y se dieron bastante rapidez, ya que las primeras unidades de la Policía Nacional hicieron acto de presencia unos diez minutos después.