Sucesos

Al menos 25 muertos y 100 heridos por las inundaciones en el noroeste de China

Las inusuales lluvias torrenciales, las peores en más de 50 años, han afectado a un total de quince municipios y siete prefecturas, arrasado más de 3 mil casas y provocando el desalojo de más de diez mil personas.

EFE, Pekín
31/jul/02 9:43 AM
Edición impresa

Al menos 25 personas han muerto y más de 100 han resultado heridas en los últimos días a consecuencia de las fuertes inundaciones que han asolado la provincia noroccidental de Xinjiang, que acoge el mayor desierto de China.

El pasado fin de semana un camión sufrió un fallo en el sistema de frenado a causa de la superficie deslizante en que se había convertido la calzada y se empotró contra la multitud en un mercado local, donde murieron tres personas y diez resultaron heridas.

Otras cuatro personas, una de ellas una niña, perecieron el viernes cuando un todoterreno se despeñó por un barranco al intentar cruzar una carretera inundada en la región de Aksu.

Las autoridades han confirmado que un total de 20 ríos se encuentran al límite de su capacidad, mientras las agencias meteorológicas informaron de la inminencia de nuevas precipitaciones, por lo que no se pueden descartar nuevos desbordamientos fluviales.

Xinjiang, región autónoma habitada por la etnia uigur, carece de las medidas de prevención de inundaciones y de control de los niveles de agua de las que disponen las provincias chinas bañadas por los ríos Yangtsé y Amarillo, propensas a los desbordamientos.

Esta región apenas registra precipitaciones en el 60% de su territorio, pero sus ríos son igual de caudalosos que en el centro de China gracias al deshielo de las montañas limítrofes con las repúblicas de Kazajistán, Kirguizistán y Tayikistán.

Las lluvias registradas este año se adelantaron en un mes a los Monzones.