Dinero y Trabajo

Acciona asegura que mejorará el servicio que presta Trasmediterránea en las Islas

Así lo señaló el portavoz de la constructora tras la firma del contrato que compromete a la adquisición de la compañía. El consorcio ganador ha depositado un cheque de 64,7 millones, el 25% del total que pagará por el 95,2% de la naviera, que le fue adjudicado el pasado martes.

EL DÍA/EFE, Tenerife, Madrid
2/ago/02 3:12 AM
Edición impresa

El consejero director general de Acciona, José Manuel Entrecanales, señaló que los esfuerzos del consorcio que lidera su compañía se centrarán en mejorar la calidad del servicio de Trasmediterránea.

Entrecanales dijo que, "sin perjuicio de que la gestión de la compañía fuera ejemplar en el pasado, hay planes que requieren tiempo para madurar y lograr una mayor calidad de servicio", aunque no especificó cuales. Hizo hincapié en que el nuevo propietario de Trasmediterránea hará todo lo posible por ser "un buen socio" de las comunidades autónomas más relacionadas con Trasmediterránea, entre las que citó a Canarias, Baleares y Valencia, y añadió que harán todo lo necesario "por contribuir a las buenas relaciones con ellas y a la mejora del servicio".

Criterios de competencia

El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Ignacio Ruiz - Jarabo, explicó tras la firma del contrato que compromete al grupo adjudicatario a la compra de Trasmediterránea, que el cheque fue depositado a modo de garantía por el consorcio integrado por la constructora Acciona (propietaria del 55% de las acciones), la Caja de Ahorros del Mediterráneo (15%) y los grupos Matutes (12%), Aznar (10%) y Armas (8%). El presidente de la SEPI, que el pasado martes adjudicó el 95,24% de la naviera aún en su poder al grupo liderado por Acciona por 259 millones de euros, calificó de "magnífica" la oferta presentada por el consorcio ganador y reiteró que era la mejor "tanto en términos de plan industrial como de precio".

En cuanto a la posibilidad de que la venta de Trasmediterránea pueda suponer "una concentración excesiva en relación a los criterios de competencia", debido a que en el consorcio comprador participan otras compañías navieras, Ruiz - Jarabo explicó que, de comprobarse una posición de dominio, serán las firmas compradoras las que deberán modificar su negocio para eliminarla.

Ruiz - Jarabo apuntó que ofrecerán a los Servicios de la Competencia la información necesaria para llevar a cabo el análisis de la situación, y añadió que si de su "su análisis resultara que existe una posición de dominio, ésta debería corregirse de manera inmediata, pero la corrección nunca afectaría a la actividad de Trasmediterránea".

"La corrección para recuperar una posición compatible con competencia y evitar la posición de dominio se haría mediante la reducción de rutas o frecuencias por parte de las compañías compradoras", añadió Jarabo, quien aseguró que el nivel de actividad, ingresos y empleo de Trasmediterránea "no quedará en ningún caso afectado si se produjera esa situación de dominio".

El titular de la SEPI destacó el "juego limpio" demostrado por el resto de grupos que acudieron a la privatización de Trasmediterránea, y dijo que este proceso se ha desarrollado de "forma ejemplar".