Santa Cruz de Tenerife

El empadronamiento de extranjeros se ha multiplicado por 20 desde 1996

Sólo en los seis primeros meses de 2002 se han inscrito en el Ayuntamiento 1.242 personas no españolas, frente a las 110 que lo hicieron hace seis años. El 92% de ellas carecían del Número de Identificación de Extranjería.

EL DÍA, S/C de Tenerife
2/ago/02 3:15 AM
Edición impresa

Un total de 7.349 extranjeros se han empadronado en el Ayuntamiento de Santa Cruz en los últimos seis años y medio, entre enero de 1996 y julio de 2002, una cifra equivalente al 3% de la población de la Capital, según recoge un informe elaborado por el sector funcional de Servicios Personales del Consistorio, cuya responsable es la concejal Rosario Pino.

Durante este período de tiempo se ha registrado un importante crecimiento en los empadronamientos, pasando de 110 personas de nacionalidad no española en 1996 a un total de 2.164 en 2001.

Fue en 1997 cuando se produjo el incremento más llamativo, alcanzando el 291% con respecto al año anterior y casi cuatro veces más que en 1996. En 1998, el crecimiento fue del 76%, empadronándose ese año 760 personas. Mientras tanto, el número de empadronamientos en 1999 y 2000 fue de 1.598 y 2.164, respectivamente.

En los seis primeros meses de 2002 se han registrado en el Ayuntamiento de Santa Cruz 1.242 personas de nacionalidad no española.

Las cifras del Ayuntamiento indican el auge de la población procedente de países latinoamericanos, que representan el 60,2% de los empadronamientos, con un total de 4.423 personas.

Le siguen el grupo de extranjeros provenientes de países de la Unión Europea, que representan el 17,2% del total, el 10,4% de África, el 7,5% de Asia y el 3,8% restante de la Europa no comunitaria.

Si bien Cuba y Venezuela son los países a los que pertenecen la mayor parte de los empadronados desde 1996, en el año 2001, Colombia se situó en el segundo lugar, por delante de Argentina, con 316 y 276 personas inscritas en el Ayuntamiento.

El informe recoge también que el 92% de las personas analizadas no están en posesión del Número de Identificación de Extranjería, siendo esta cifra superior entre los ciudadanos procedentes de países de la Europa no comunitaria.