Vivir

Un test permitirá detectar en los niños canarios problemas psíquicos y de obesidad

Las revisiones pediátricas incorporarán de forma progresiva la medición del peso y la talla, con tablas representativas de los niños españoles, para afinar en la detección precoz de la obesidad, así como cuestionarios sobre nutrición, psicología y actividad física.

EL DÍA, S/C de Tenerife
2/ago/02 3:16 AM
Edición impresa

Las consultas de pediatría de las Islas incorporarán de forma progresiva un test para determinar si los niños de entre dos y catorce años sufren problemas nutricionales y psicológicos, entre cuyas utilidades figura la de intervenir en la prevención de la obesidad, uno de los mayores problemas de salud pública que afecta en Canarias al 18% de la población infantil, la mayor tasa de España.

El presidente de la Sociedad Española de Nutrición, Luis Serra, catedrático a su vez de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, informó a EL DÍA de que el test, conocido por el nombre de "Krece plus", supondrá la introducción en las consultas de atención primaria de tablas de peso y talla adecuadas a la población en edad pediátrica, "representativas de todos los niños españoles", señaló, con las que se afinará en la detección de la obesidad.

"Canarias es la comunidad con más niños obesos, con un 18%, mientras Cataluña y Baleares arrojan las tasas más pequeñas, del 10%", aseguró Serra, que achacó la elevada incidencia de este problema en las Islas "a malos hábitos alimenticios, falta de una actividad física adecuada o de educación nutricional" y advirtió de que el sobrepeso "suele ser un reflejo de lo que sucede en los padres".

Otra de las facetas del test, elaborado a instancias de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria por expertos en nutrición, psicología y pediatría, es la de detectar retrasos en el desarrollo personal o de relación del niño con el entorno. De ahí que incorpore un cuestionario que el médico o la enfermera formularán a los padres o a los niños mayores de 12 años, aunque podrán responder niños más pequeños a criterio del personal sanitario.

La prueba psicológica ha sido confeccionada por la Asociación de Psicólogos de la Comunidad de Madrid y, según Luis Serra, supone la profundización en un campo poco desarrollado en atención primaria. Su finalidad será la de detectar posibles disfunsiones psíquicas, que serían en todo caso diagnosticadas y tratadas por especialistas.

Otro de los parámetros a analizar es la actividad física durante la infancia y adolescencia, por lo que se puntuarán entre uno y cinco las horas dedicadas a la televisión y a actividades sedentarias, como los videojuegos, así como el tiempo dedicado a entretenimientos deportivos.