Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dos personas atrapadas y tres heridas en el derrumbe de las obras del hotel Ritz leer

El Plan Hidrológico de Canarias prevé obras por 1.387 millones

El documento se remitirá en breve al Parlamento para su posterior aprobación por el Gobierno Autónomo. El objetivo es cubrir la demanda de agua, que superará los 560 millones de metros cúbicos, en 2012.

EL DÍA, S/C de Tenerife
6/ago/02 16:28 PM
Edición impresa

El Plan Hidrológico de Canarias, que se remitirá al Parlamento el próximo mes, prevé unas inversiones en obras de interés general y regional de 1.387 millones de euros. El documento, que ha sufrido numerosos retrasos en su elaboración, está sólo pendiente de este trámite para su aprobación definitiva por el Gobierno de Canarias.

El director general de Aguas del Ejecutivo Autónomo, Augusto Menvielle, declaró a EL DÍA que el plan se ha adaptado a las exigencias de los Consejos Insulares con el fin de evitar discrepancias o interferencias con el resto de planes insulares, que se han ido aprobando a lo largo de estos años.

El Plan Hidrológico de Canarias prevé obras de interés general hasta el año 2012 y de interés regional hasta 2008. Las inversiones de interés general responden a las financiadas por el Estado mediante el convenio de recursos hídricos y calidad de las aguas, que prevé un gasto de 456,76 millones de euros, y las incluidas en el Plan Hidrológico Nacional, que asciende a una cuantía de 265,7 millones de euros.

Asimismo, el plan canario incorpora obras consideradas de interés regional por un valor de 665 millones de euros entre todas las Islas. En total, la cifra global llega a los 1.387 millones de euros.

Con las obras hidráulicas previstas en el Plan Hidrológico de Canarias se pretende cubrir el aumento de la demanda de agua en el Archipiélago hasta el año 2012, que se estima supere los 560 millones de metros cúbicos.

Programas

Las acciones que engloba el plan canario se destinan al aprovechamiento de las aguas superficiales, infraestructuras para la regulación de uso agrario, captación de aguas subterráneas, control y conservación de acuíferos y desalación de agua de mar y desmineralización de las aguas salubres. Asimismo, se establecen programas para la reutilización de las aguas depuradas, la reorganización de las gestión hídrica, el tratamiento de las aguas y los sistemas de distribución de abasto urbano, entre otros.

Lanzarote y Fuerteventura serán las Islas que mayor incremento de demanda de agua experimentarán en los próximos años, principalmente por la incorporación de más superficie de regadío mediante aguas reutilizadas, según explicaron fuentes de la Dirección General de Aguas.