Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, segunda comunidad con más agresiones de alumnos a profesores leer

Melodías del Cielo

La iglesia del Dulce Nombre de Jesús de La Guancha estrenará el próximo martes nueva torre de seis campanas asistidas por ordenador, obra del artesano y relojero Antonio Cano Rodríguez, que "aliviará" el trabajo cotidiano del cura y los monaguillos.

EL DÍA, La Guancha
8/ago/02 18:27 PM
Edición impresa

La iglesia del Dulce Nombre de La Guancha estrenará el próximo martes nueva torre y campanas, fruto de las obras promovidas y financiadas por el Cabildo de Tenerife. Esta parroquia se suma a la innovación tecnológica con la incorporación de un nuevo sistema informático que hace las veces del monaguillo al accionar las campanas, pero con la particularidad de que ya no será necesario tirar de la soga para llamar a misa o a cualquier otro acontecimiento litúrgico. Pasa a la historia la imagen del párroco, sacerdote, diácono o monaguillo tirando de la cuerda en la torre para el tañer de las campanas.

A pesar de este adelanto, el responsable de la construcción e instalación de las campanas de la nueva torre de la iglesia de La Guancha, Antonio Cano, señala que "la tradición del monaguillo no debemos perderla nunca. Las campanas automáticas es una forma de aliviar el trabajo de los monaguillos y de los párrocos. Defiendo la tradición del monaguillo y la cuerda al cien por cien".

Indica que la vida de los pueblos ha estado y está ligada al sonido de las campanas. "Hemos vivido y vivimos a golpe de campana - precisa - , por la mañana, maitines, el ángelus del mediodía, la comida, y vísperas. En definitiva, era nuestro reloj, lo que mandaba nuestra vida cotidiana".

Antonio Cano Rodríguez tiene antecedentes y vínculos familiares canarios, su madre es natural de Las Palmas de Gran Canaria, sus hermanos nacieron en la Isla Redonda y en La Palma, según cuenta. Se inició en el oficio restaurando relojes mecánicos y antiguos en la relojería de Torres (Burgos), para luego dedicarse exclusivamente a las campanas. "Ahora nos dedicamos a elaborar campanas y relojes. En el caso de los relojes mecánicos atendemos a su restauración. Toda la relojería actual está sustentada en la tecnología".

La nueva torre de la iglesia de La Guancha tiene seis campanas, la mayor se denomina "Ave María", que pesa 315 kilos, y la menor 65 kilos. Todas las piezas son de bronce (una aleación de bronce y estaño).

Las campanas de carillón difieren de las normales en que su procedimiento de elaboración es más largo, su construcción puede requerir tres meses de trabajo.