Internacional

Husein advierte de que derrotará a EE.UU si decide atacar a Irak

El gobernante iraquí propugnó, al mismo tiempo, un "diálogo equilibrado" con la Organización de las Naciones Unidas para resolver los problemas que estén pendientes de una solución entre ambas partes.

EFE, Bagdad
9/ago/02 3:37 AM
Edición impresa

El presidente de Irak, Sadam Husein, desafiante frente a las amenazas de EEUU de atacar su país para derrocarlo, advirtió hoy que derrotará a "cualquiera que trate de agredir a los árabes y musulmanes", en un discurso con motivo del 14 aniversario del final de los ocho años de guerra con Irán.

En su discurso, utilizó un tono cadencioso y reposado en una alocución plagada de invocaciones religiosas.

"La derrota será lo que obtendrá cualquiera que trate de agredir a los árabes y musulmanes, pues se tendrá que enfrentar al poder de nuestras armas, nuestros músculos y nuestra fe", señaló Sadam Husein.

El jefe del Estado de Irak recalcó que "las amenazas y agresiones no atemorizan al pueblo iraquí" e hizo un llamamiento a todos aquellos que sean "capaces de portar un fusil, usar un cañón, conducir un tanque, pilotar un avión o dirigir un barco", que se apresten a "luchar contra el enemigo".

El discurso de Sadam Husein se produce un día después de que el presidente de EE.UU, George W. Bush, insistiera en que el régimen de Bagdad supone una "amenaza real" para la seguridad mundial, aunque indicó que consultará con el Congreso de su país y con los aliados de Washington cualquier posible acción contra Irak.

Bush, que ha insistido en derrocar a Sadam Husein, dejó claro, sin embargo, que su administración no ha tomado una decisión sobre cómo actuar, al señalar: "Consideraré todas las opciones y medios a mi disposición, diplomáticos, presiones internacionales y posiblemente acciones militares, pero seré paciente".

La mayoría de los aliados de EE.UU se ha mostrado contra un ataque a Irak para derrocar al régimen de Sadam Husein, el último de ellos el canciller alemán, Gerhard Schroeder, quien advirtió que dañaría la coalición internacional contra el terrorismo promovida por Washington.