Vivir

La Policía desaloja a 270 inmigrantes de la Universidad de Sevilla a instancias del rector

Estas personas permanecían encerradas desde hacía dos meses pidiendo su regularización. Los desalojados, en su mayoría argelinos, fueron trasladados a un complejo policial donde estaban siendo identificados. Cinco de los encerrados se encontraban enfermos y fueron debidamente atendidos.

EFE, Sevilla
9/ago/02 3:39 AM
Edición impresa

Los 270 inmigrantes desalojados de la Universidad de Sevilla, donde permanecían encerrados desde hace dos meses para pedir su regularización, han sido trasladados a un complejo policial para su identificación, informó la Dirección General de Policía.

Agentes de las Unidades de Intervención Policial y de la Brigada de Extranjería y Documentación de la Policía intervinieron en la universidad Pablo de Olavide de Sevilla para desalojar a los aproximadamente 270 inmigrantes que se encontraban encerrados, lo que se produjo sin incidentes.

La intervención policial, según la Dirección General de la Policía, ha sido consecuencia del requerimiento realizado al Ministerio del Interior por parte del rector en funciones, Juan Jiménez, quien denunció los "graves altercados" de orden público producidos dentro del recinto de la universidad y solicitó el desalojo inmediato "mediante la entrada e intervención policial necesarias".

En su solicitud, el rector en funciones puso en conocimiento de la delegación del gobierno en Andalucía el "peligro real que se está viviendo por el comportamiento y la actitud de los inmigrantes encerrados en el centro académico".

Los desalojados, en su mayoría de origen argelino, fueron trasladados al complejo policial de la calle Blas Infante, de Sevilla, donde ayer estaba procediéndose a su identificación.

Cinco de los encerrados se encontraban enfermos y, señala la Policía, fueron debidamente atendidos.

Tras la intervención de ayer, la Policía ha procedido a analizar la situación documental y las actuaciones de los inmigrantes encerrados, mientras el Ministerio del Interior señala que aplicará "escrupulosamente" las medidas legales que sean procedentes en cada caso.

El pasado 10 de junio, coincidiendo con las fechas previas a la celebración de la Cumbre Europea en la ciudad de Sevilla, unas 120 personas, la mayoría de ellas inmigrantes de origen magrebí, iniciaron un encierro en esta universidad sevillana.