Tenerife
LO ÚLTIMO:
Dimite la ministra de Trabajo británica leer
EDITORIAL

A los lectores Asuntos para no olvidar


11/ago/02 12:06 PM
Edición impresa

LEONCIO RODRÍGUEZ, nuestra esencia y único inspirador y maestro, cuando apareció a la luz de Tenerife, de las Islas, el primer ejemplar de LA PRENSA dijo que "queremos anticiparnos a las conjeturas del público" para dejar en su sitio a la ignorancia o a la malicia de algunos. Hoy, en estas líneas que siguen, queremos también anticiparnos y aclarar a los lectores que hemos creído conveniente abrir las ventanas de par en par para que entren ráfagas de aire fresco, no de rutina, porque estamos en tiempos de calor, en plena canícula, y queremos llegar al público con temas simples, sencillos, pero fuertemente comprometidos con nuestros sinceros patriotismo y tinerfeñismo, que compartimos con todos los isleños.

Queremos llegar directa y claramente a la comprensión de cuantos tienen la amabilidad de leernos, a los que, por otra parte, pedimos que no quieran leer entre líneas porque nada hay entre ellas. Somos claros, directos, o intentamos serlo.

Habrán observado que en la cabecera de la primera página no aparece la silueta del busto en bronce de Leoncio Rodríguez, que esculpió el inolvidable y prestigioso artista Enrique Cejas Zaldívar. La hemos sustituido por una de las escasísimas fotografías de nuestro fundador y lo haremos en lo sucesivo con un perfil o sombreado de su efigie porque queremos insistir en que nuestro pensamiento editorial está inspirado exclusivamente por esta figura, alguna vez injustamente ignorada, del periodismo canario, que escribió siempre llanamente, con singular maestría y sin afectación y que como nadie supo imprimir en sus trabajos, artículos y libros la más firme defensa patriótica de Tenerife, de Canarias. Además, otro propósito que nos estimula es el de decorar mejor, si cabe decirlo, estos pequeños espacios y hacer más simple, grata y amena, pero siempre muy constructiva y sincera, nuestra disertación. Luz, aire fresco y, porque "no venimos en son de guerra" nos alejamos de la amenaza que algunos practican, del miedo. Nuestro permanente objetivo es la mejor información, la más sana opinión y, por sobre todo, la decencia.

*** *** ***

LOS CONSULADOS. Nos referimos a los dos consulados que, mientras no se demuestre lo contrario, han desaparecido de Tenerife. Santa Cruz tuvo siempre fama de ciudad abierta, liberal, comercial... Y de amplias representaciones de toda índole, entre ellas las consulares. En estos últimos tiempos, el turismo ha incrementado la presencia en la Isla, en Canarias, de multitud de extranjeros, y una enorme cantidad de suecos y de alemanes, turistas y residentes, no escapa de este concepto. No obstante, y por mor de las necesidades o estrategias de sus países, Suecia y Alemania, o tal vez de las fuerzas vivas o políticas o consulares de la fraterna isla de enfrente, se llevaron las oficinas de nuestra Capital. Mal, muy mal, pero, ¿qué puede hacer el pueblo? Sólo pedir a nuestras autoridades que si no han podido conservar lo que teníamos, que, al menos, intenten, como si no hubieran nunca existido esos dos consulados, hacer las gestiones pertinentes, firmes, diplomáticas, a través de nuestros políticos y representantes en Madrid para conseguir que se establezcan como nuevos en Santa Cruz de Tenerife los necesarios y tremendamente indispensables consulados de Suecia y de Alemania y, porqué no, de otros países, porque muchos son los naturales que siguen entrando a diario como turistas o negociantes y se establecen en el Norte y Sur de Tenerife, de la Palma, de la Gomera y de El Hierro. Que no todo sea, como dijo algún innombrable de Tenerife, "¿todo p allá?, qué más da". También aquí tenemos nuestro corazoncito y mantenemos intacto el amor propio.

LA POLICÍA AUTONÓMICA. Dicen que sí, dicen que no. La Policía Autonómica aseguran que está en el Estatuto de Canarias, pero no está en la exigencia ni en la necesidad del pueblo. La seguridad debe ser una obligación del Estado, con una Policía bien cubierta de efectivos, de agentes y de elementos de apoyo y disuasión. Nos tememos que esta Policía Autonómica, como dijo recientemente un profesor en una entrevista televisiva, llegue a crear una endogamia perniciosa y, añadimos nosotros, aspectos peligrosos o viciosos para la tranquilidad de la ciudadanía. Además del apretón presupuestario.

Ojo con estos dos asuntos que no deben olvidarse. Observarán los lectores que hablamos simple y llanamente, pero con el corazón y la mente puestos en Tenerife y en Canarias. Dijo Leoncio Rodríguez: "Nuestro léxico será sobrio, conciso, descarnado. No sabemos disfrazarlo con oropeles de palabrería para seducir a incautos lectores". O a políticos asustadizos.

Y UN ACUERDO, para elogiar, que por fin ha llegado. El acuerdo, histórico, con los Cabildos, que sólo eficacia y beneficios reportará a las Islas, si se cumple enteramente. Dinero, libertad y competencias, ya era hora. Adán Martín y los presidentes han demostrado vivir en este mundo canario, en nuestra realidad física y política.

20 años del Estatuto de Autonomía: efectivamente, se ha hecho mucho, pero Canarias, sólo por el aislamiento, merece más beneficios, más bienestar y seguridad.

EDITORIAL