Hora última

Un isleño herido en el accidente aéreo del pasado domingo en Nueva York

Esteban Osorio, de 56 años, viajaba a la Isla acompañado de su mujer, María, y sus dos hijos, Steven, de 12 años, y Stephanie, de 11. Al parecer, sufrió heridas en la cabeza cuando intentaba salir del aparato y se encuentra ingresado en el hospital Jamaica, cercano al aeropuerto.

EFE, Nueva York
13/ago/02 3:51 AM
Edición impresa

Dos pasajeros del avión de Iberia que el domingo realizó un aterrizaje de emergencia en Nueva York permanecen hospitalizados, uno de ellos en estado crítico, confirmó el centro médico donde están ingresados.

Michael Hinck, portavoz del hospital Jamaica, muy cercano al aeropuerto J.F. Kennedy donde el avión de Iberia aterrizó con un motor incendiado, explicó que el resto de los heridos, en total cinco, habían sido dados de alta en las últimas horas de ayer.

Hinck no quiso revelar la identidad ni la nacionalidad de las dos personas hospitalizadas, aunque indicó que se trata de un hombre de 56 años y de una mujer de 60.

El primero sufrió heridas en la cabeza al parecer cuando intentaba salir del aparato y se encuentra en estado crítico, mientras que la mujer está en situación estable, agregó.

Todo apunta a que pueda ser el canario Esteban Osorio, quien viajaba en el avión en compañía de su esposa, María, y sus dos hijos, Steven, de 12 años, y Stephanie, de 11.

María Osorio, que reside en el condado neoyorquino de Brooklyn desde hace más de veinte años, señaló que iban a visitar a la familia en Tenerife y a pasar las vacaciones.

María explicó que, al susto que se llevaron en el avión, se añade ahora el tener a su marido ingresado en el hospital.

"Hemos llamado y hablado con los doctores y dicen que está bien. Pero no lo he visto desde anoche, y no me pareció así cuando lo dejé entonces. Quizás porque estaba sedado", explicó.

María señaló que Esteban, de 56 años y paralítico a causa de un accidente laboral, recibió un golpe en la cabeza, pero dijo no saber en qué momento ocurrió, pues en la evacuación de la aeronave fue separada de su marido.

Investigación

Las autoridades de aviación civil de EE.UU continuaban ayer investigando las causas que provocaron el incendio del motor izquierdo del avión de la aerolínea española poco después de su despegue del aeropuerto neoyorquino.

Fuentes de la Agencia Federal de la Aviación (FAA) dijeron que la alarma de que había un motor en llamas se disparó cuando el aparato había alcanzado los mil pies de altura e inmediatamente el capitán del avión decidió regresar al aeropuerto de partida.

Los inspectores de la FAA están concentrados en analizar el mantenimiento y revisión que se realizó del motor del "Boeing 747" que al parecer ya desprendía humo durante el despegue, según uno de los pasajeros.

En Madrid, fuentes de la compañía aérea informaron de que el motor incendiado que provocó el regreso del aparato al aeropuerto poco después del despegue había sido revisado en febrero de este año y tenía menos de dos mil horas de vuelo.

El avión, entregado a Iberia en 1982, pasó en junio una exhaustiva revisión, y la gran revisión general que deben realizar este tipo de aparatos cada seis años había tenido lugar en diciembre de 1999, según las mismas fuentes.

Los pasajeros del avión también se quejaron de que la puerta de emergencia trasera no funcionó correctamente, lo que aumentó el nerviosismo en los momentos críticos después del aterrizaje.

:COMPLETA INFORMACIÓN PÁG. 34