Canarias

Los municipios capitalinos pierden peso demográfico dentro de sus Islas

El crecimiento poblacional de la Comunidad Autónoma se concentra en las zonas turísticas y en los enclaves residenciales próximos a las áreas metropolitanas del Archipiélago, según el informe anual del CES. Los turistas y transeúntes elevan un 21,8% el número de habitantes.

EL DÍA, S/C de Tenerife
14/ago/02 16:28 PM
Edición impresa

Todos los municipios capitalinos canarios, a excepción de San Sebastián de La Gomera, y en un segundo plano, Santa Cruz de La Palma, pierden peso demográfico en su respectivo contexto territorial, ante el crecimiento poblacional en las zonas turísticas y de los enclaves residenciales próximos a las áreas metropolitanas.

El Consejo Económico y Social (CES) de Canarias advierte del desequilibrio en el crecimiento poblacional del Archipiélago en su análisis del año 2001.

En los últimos años, se ha reforzado la atracción de ciertas zonas, que coinciden, fundamentalmente, con los polos de desarrollo turístico y su entorno, en especial de las vertientes meridionales de Tenerife y Gran Canaria, así como de las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

El CES indica que también crecen los municipios que se encuentran en el ámbito de influencia de las áreas metropolitanas y capitales insulares, por la acentuación del fenómeno de la suburbanización, derivado de la "creciente disociación entre los lugares de residencia y trabajo de los individuos".

Los municipios que experimentan un mayor crecimiento favorecidos por la mejora de las comunicaciones intrainsulares y un ambiente que incentiva la residencia de la población no muy lejos de sus lugares de actividad principal son: El Rosario, Candelaria, Tegueste y Tacoronte, en Tenerife; Santa Brígida, Arucas y Teror, en Gran Canaria, y Las Breñas, en La Palma.

El CES sostiene que "la región sigue ganando habitantes", pero que su reparto "no es homogéneo", pues las tasas de crecimiento más destacadas se concentran en los municipios que han experimentado una mayor actividad económica, al socaire del turismo y en los que se encuentran en su entorno.

De este modo, entre los 12 municipios canarios que registran una mayor tasa de crecimiento entre 1996 y 2001, 9 se localizan en las Islas orientales y son "auténticos emporios turísticos". Pájara, Antigua y La Oliva, en Fuerteventura, y Yaiza, en Lanzarote, ofrecen tasas de crecimiento superiores al 10 por ciento anual.

Capacidad de carga

Si a estas cifras se suman los turistas y transeúntes, que aumentan la población de la Comunidad Autónoma en un 21,8 por ciento, la situación "empieza a ser preocupante" en islas como Fuerteventura (0,67%), Lanzarote (0,64%) y La Gomera (0,47%). El CES advierte de que la capacidad de carga del territorio se está sobrepasando, en 1999 era de 679 habitantes por kilómetro cuadrado, y que la situación puede agravarse.

En el caso de Tenerife y Gran Canaria, son los municipios sureños los que muestran un ascenso más pronunciado de su población.

En contrapartida, sólo 12 municipios canarios han visto disminuir el número de sus habitantes en la segunda mitad de la década de los noventa. Se trata de varios municipios del interior de Gran Canaria y de la vertiente de barlovento de Tenerife, La Palma y La Gomera.

Coinciden con ámbitos geográficos que necesitan ayuda externa para reactivar sus estructuras económica y social, y evitar, de este modo, que la progresiva pérdida de población pueda incidir en su dinámica de desarrollo.