Sucesos

Al menos 28 víctimas por las intensas lluvias en el centro y sur de Europa

Las inundaciones que asolan desde hace una semana el Viejo Continente han dejado tras de sí numerosos muertos y desaparecidos y han obligado a la evacuación de miles de personas en la República Checa, Alemania, Rumanía, Austria, Bulgaria e Italia, entre otras.

EFE, Madrid
14/ago/02 9:44 AM
Edición impresa

Al menos 28 personas han muerto a causa de las inundaciones que anegan varios países de Europa central y sudoriental, con centros históricos y turísticos como Praga amenazados por las aguas.

En Austria, son ya siete las personas fallecidas por las fuertes riadas que azotan el país desde hace 48 horas, las más graves del último siglo, que han movilizado a miles de bomberos y voluntarios y a más de 8.000 soldados.

La situación en los ríos austríacos sigue crítica, aunque los meteorólogos pronosticaron para anoche un cese de las lluvias en el este del país.

En Rumanía, tres personas murieron y al menos 14 resultaron heridas en el sur, donde descargó una fuerte tormenta, informaron ayer las autoridades. El número de víctimas mortales asciende ya a ocho.

Las tormentas de las últimas 24 horas afectaron a 818 casas de 55 localidades en 13 de los 40 departamentos del país, destruyeron 62 puentes, 2 mil hectáreas de cultivos agrícolas y 190 puestos de transformación eléctrica, con lo que más de cien localidades quedaron sin electricidad y decenas sin agua potable.

El caudal del Danubio ha aumentado en un 25% y se prevé que crezca más aún en los próximos días.

En Alemania, donde se han producido al menos tres muertes por las inundaciones en el este y el sur, el Gobierno anunció ayer un crédito de 100 millones de euros para los afectados.

La situación fue ayer especialmente dramática en Dresde (este), de cuyos alrededores fueron evacuadas cerca de 1.000 personas.

La catástrofe se extiende asimismo por otras ciudades sajonas, donde ayer perdieron la vida dos personas y al menos nueve están desaparecidas.

En la República Checa, 40.000 personas recibieron orden de evacuar la capital, Praga, a causa de la mayor crecida del siglo en el río Moldava, aunque se desconoce si todos han seguido las instrucciones de las autoridades.

En Ceske Budejovice, principal localidad meridional, de la que 10.000 personas han sido evacuadas, la situación es crítica tras desbordarse el Moldava del dique artificial construido por el ejército y numerosos voluntarios.

En Bulgaria, una niña de 13 años murió en Kirdyalui, aplastada por un muro.

En Italia, el ministro de Agricultura, Gianni Alemanno, declaró ayer zona de desastre natural la Lombardía, al norte del país.