La Laguna
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio descubre la vigilancia masiva por teléfono móvil con aplicaciones preinstaladas leer

Los socialistas exigen asfaltado y alumbrado para el camino Tagoro

La edil del PSC - PSOE Eulogia Acosta recuerda que hay zonas en Valle Guerra con núcleos de casas a los que todavía es difícil llegar y que se ven privados de servicios, como el de la recogida de basuras.

EL DÍA, La Laguna
16/ago/02 14:13 PM
Edición impresa
EL DÍA, La Laguna

El Grupo parlamentario So-cialista en el Ayuntamiento de La Laguna exigió ayer que se dote de pavimento y alumbrado público el camino Tagoro, tal y como reclaman los vecinos de esta zona de Valle Guerra, en donde existe un núcleo de casas a los que todavía, por la falta de asfaltado y acondicionamiento de las calles, es muy difícil llegar".

La queja de los vecinos del camino Tagoro ha sido recogida por la concejala socialista Eulogia Acosta, quien, a través de una nota de Prensa, demanda al Ayuntamiento que culmine las obras emprendidas hace algunos años en la zona y que no alcanzaron a la citada vía.

Según precisa la edil socialista en su comunicado, en este enclave aún existen muchas viviendas a las que sólo se puede acceder por una travesía de tierra, "que además se encuentra en muy malas condiciones, pues ni siquiera tiene alumbrado". Esta misma zona, añade, está privada además de otros servicios, como el de la recogida de basuras.

Una moción en 2000

La representante del PSC - PSOE en el Ayuntamiento de La Laguna recuerda que una moción socialista aprobada en el año 2000 recogía el alumbrado de algunas calles de Valle de Guerra "que todavía no han sido dotadas", por lo que ahora reitera la petición de su grupo para que el gobierno municipal de CC y PP "habilite una partida presupuestaria para cubrir las necesidades de esta zona, y se dote de asfaltado y alumbrado público a la totalidad del camino Tagoro".

Eulogia Acosta lamenta en el mismo escrito que "las actuaciones de la alcaldesa, Ana María Oramas, y de los concejales de su grupo de gobierno "se limiten a promesas, palabras que se lleva el viento y que poco responden a las necesidades reales de los vecinos del municipio, especialmente de los pueblos más alejados del casco, cuyas condiciones de vida poco tienen que ver con las de una ciudad que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad".