Tenerife Norte

El Cabildo participa en la recuperación del cultivo del tabaco en el Norte

Representantes de la Asociación Canaria de Tabaqueros Artesanos y de la Corporación Insular efectuaron una visita a los invernaderos instalados en el barrio rural de Las Llanadas de Los Realejos, que comprenden una superficie global de 2.500 metros cuadrados.

EL DÍA, Los Realejos
16/ago/02 18:27 PM
Edición impresa

La Asociación Canaria de Tabaqueros Artesanos (Acta) visitó, recientemente, los invernaderos situados en Las Llanadas de Los Realejos, propiedad del Cabildo de Tenerife, y que comprende una superficie total de 2.500 metros cuadrados. Una experiencia que acomete la Institución Insular a través de un convenio con su homónima de La Palma y la propia organización de tabaqueros artesanos de Canarias.

La inversión destinada a este proyecto es de 21.007 euros. En este momento, las hojas de tabaco han empezado a brotar y en la primera semana de septiembre se espera iniciar la recogida de la cosecha.

Los Cabildos de Tenerife y La Palma y la Asociación Canaria de Tabaqueros Artesanos realizarán una experiencia de cultivo de tabaco para capa en Los Realejos.

El jefe del Servicio de Desarrollo Rural y Pesquero del Cabildo de Tenerife, José Luis Savoie, considera que "los resultados de esta cosecha colmarán nuestras expectativas. Queremos conseguir que esta experiencia sirva para que nuestros pureros tengan hoja originaria de nuestra isla en sus cigarros".

Bajo malla

El proceso de preparación de la semilla y de la postura se llevó a cabo en las instalaciones con las que cuenta el Cabildo de Tenerife en la zona de Araya, ubicada en Candelaria. Allí, bajo invernadero y piscinas las semillas se convirtieron en posturas que fueron trasladadas a los invernaderos de Las Llanadas. Ahora, en esta finca de Los Realejos las posturas han sido transplantadas y permanecen en los dos invernaderos, siguiendo su proceso de transformación en planta.

Dos meses

"Ya han transcurrido casi dos meses desde que se sembraron las primeras posturas - indicó Savoie - y en la primera semana de septiembre habrá que comenzar a recoger".

Los invernaderos están cubiertos por mallas y se han empleado dos tipos distintos: uno de ellos, por una de 600% de permeabilidad de luz, y el otro, con una del 400.

Para Savoie, "el uso de dos tipos distintos de malla tiene una explicación y es que no olvidemos - recordó - que se trata de experiencia y hemos querido observar el proceso que sigue el tabaco debajo de dos tipos distintos de malla y con una permeabilidad diferente".

Dentro de los invernaderos, según aclaró, las plantas están divididas a base de bloques colocados al azar, donde conviven 70 plantas de una variedad y se combinan en el siguiente.