Tenerife

A los lectores Asuntos para no olvidar


18/ago/02 12:06 PM
Edición impresa
NOS REPETIMOS en estos dos pequeños titulares, porque el verano y hasta cierto punto la quietud de las vacaciones aconseja recordar y pensar sobre temas, creemos que suficientemente tratados por nosotros desde un plano editorial, por los lectores y por los dirigentes políticos, imprescindibles para la vida pública y bienestar de los habitantes de toda la Isla, temas que a todos nos afectan y a los que hay que darles justa y acertada y cumplida solución. El debate de hoy en las páginas de este periódico versa sobre nuestros parques municipales, los de Santa Cruz de Tenerife: el García Sanabria y el de la Granja y otro que está ahí en potencia, el de Almeyda. No conocemos porque no hemos querido saberlo previamente para no ser influidos en el momento en que escribimos, qué es lo que opinan los expertos citados en nuestra Casa para hablar de este aspecto de la vida de la Capital. No obstante, nos atrevemos a insistir en la necesidad de que esos dos, o tres parques citados sean perfecta y cabalmente arreglados y acondicionados para adaptarlos, valga la redundancia, a su buen disfrute por parte de los ciudadanos de Santa Cruz y de cuantos nos visitan, sintiéndose seguros y tranquilos, no como hasta ahora, en que poner un pie en ellos y atravesarlos constituye un peligro. Sería un dinero bien empleado y un homenaje a la memoria de quienes los concibieron e iniciaron, que no vamos a nombrar aquí por harto conocidos, y un acto de higiene física y moral. Nos estamos refiriendo a que se perfeccionen las medidas de buen cuidado diario y de mucha vigilancia, sobre todo en las horas nocturnas. Si es que, mejor, no se cierran a esas horas en que despiertan y pululan algunos pacíficos y muchos sinvergüenzas. Así, simplemente. Del de Almeyda, repetimos, hablarán los directores y técnicos, los mejor enterados que nosotros, los que más saben, estas personas que presentamos hoy y las que en el futuro traten sobre su nacimiento y realidad, si es que se considera conveniente para la ciudad. Creemos que hay que conservar sus jardines y las escasas especies vegetales que contiene y, por sobre todo, el Museo Militar Regional de Canarias mejorándolo en todo lo posible, y considerar asimismo su vallado y cierre nocturno. Que no se convierta en otro campo de vagos y malhechores y de otras "especies", de incomodísimos sujetos que utilizan lo que se gasta del dinero de todos los contribuyentes, para su bárbaro regocijo y fácil e impune destrucción. En resumen, que se acierte sobre el destino que se le dé en beneficio de todos. *** *** *** TAMBIÉN ESTE VERANO nos está recordando a muchísimos vecinos, igual que ocurre todos los días, las incomodidades y molestias ocasionadas por ciertas instalaciones, públicas y privadas, dedicadas al ocio y la distracción, sobre todo de la juventud. Hay que cuidar todo lo que se haga en beneficio de la gente joven que desea expansión y diversión los fines de semana, pero sin olvidar que por las proximidades de esas instalaciones vive también gente necesitada del descanso de las noches y poseedora de este derecho en todo momento. A la mañana siguiente de todos los días el trabajo llama y obliga, hay que volver a él y la salud del cuerpo y la de la mente tienen que estar en perfectas condiciones. Sobre esto volveremos a hablar por si podemos ayudar. Y que mediten los responsables de este asunto. AUDITORIO. Han sido interesantísimas y muy importantes las declaraciones que nos hizo nuestro director de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, Víctor Pablo, y decimos nuestro porque, habiendo nacido en Burgos, es Hijo Adoptivo de Tenerife y ha hablado como un tinerfeño más. Sin farsa, sin falsedades, con claridad meridiana. En un pequeño punto lamentamos disentir: sí, desde luego para toda clase de espectáculos de tipo artístico, cultural, musical, mucha música, conciertos, más conciertos, ópera, zarzuela, conciertos y más conciertos, coreografía... pero nuestra discrepancia consiste en que no estamos por que se emplee en actos de carácter comercial o de otra índole, como exposiciones o congresos - salvo excepciones capitales - , que para eso tenemos otros lugares muy adecuados. Que no sirva este último uso para dar pie - así son las cosas - a que en un futuro pueda instalarse un improvisado ring de boxeo internacional o una fija cancha de fútbol sala. Jamás desvirtuar su exclusivo uso cultural y artístico. Por lo demás, las declaraciones de Víctor Pablo han sido sabias, y con su tutela el Auditorio gana mucho. *** *** *** HABRÁN OBSERVADO los lectores que seguimos refrescando con sencillez asuntos que no deben dormir o que deben ser reanimados cuando acaben las vacaciones o el sesteo, y también deducirán de nuestras palabras que el lenguaje que empleamos pretende ser directo, no denso ni facultativo, que esto a veces induce a la duda o la confusión. Es de diseño veraniego en estas columnas editoriales. No quiere asustar, ni tan siquiera causar sobresalto político alguno. Tampoco está destinado a un solo sector, sino a todos los lectores y pueblos de Tenerife y de Canarias. Pero si no acertamos, discúlpennos, por favor.