Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Tensión ante el Congreso por una protesta de pensionistas a la que acude Podemos leer

Martín opina que la Audiencia de Cuentas debe perfeccionarse

El vicepresidente y consejero de Economía, Hacienda y Comercio del Gobierno de Canarias reconoció que su departamento no comparte algunos criterios o recomendaciones del órgano de control. Recordó que en el "caso Jinámar" no ha existido una pérdida patrimonial.

EL DÍA, S/C de Tenerife
19/ago/02 16:28 PM
Edición impresa

El vicepresidente y consejero de Economía, Comercio y Hacienda del Gobierno de Canarias indicó, en declaraciones a EL DÍA, que "la Audiencia de Cuentas es un órgano independiente y eso es respetable", aunque agregó que los órganos externos de control de la Comunidad Autónoma "tienen que perfeccionarse".

"Cuando se recomiendan cosas, aceptamos las que podemos asumir, pero si otras colapsan la maquinaria las dejamos pendientes o miramos otra fórmula", manifestó Adán Martín, quien agregó que "el objetivo de la Administración no es ser perfecta, sino eficaz en los servicios que presta a los ciudadanos".

Respecto a las irregularidades detectadas en el proyecto de informe de la Audiencia de Cuentas en la adjudicación de dos parcelas propiedad de la Comunidad Autónoma en el "caso Jinámar", señaló que su departamento ha presentado sus alegaciones, porque "hay cosas que no vemos así".

Insistió en que en el "caso Jinámar" no ha existido una pérdida económica, porque las parcelas, supuestamente cedidas al promotor de un parque comercial, "siguen siendo de la Comunidad Autónoma".

Reconoció, no obstante, que existe "un problema registral" derivado de la cantidad ingente de papeles que se remitió al director general de Patrimonio y Contratación el mismo día que se tramitó.

Adán Martín matizó que la diferencia entre el "caso Tindaya" y el de Jinámar es que en el primero el Gobierno ejerció una acción legal y en el otro fue el consejero competente - Fernando González - el que consideró que debía poner ante el fiscal anticorrupción el expediente.

"Rigor y solidez"

"Ahora se pagan las consecuencias de una época en que se cometían errores porque el objetivo principal era obtener resultados a corto plazo", opinó el vicepresidente, quien matizó que "también se ven las ventajas".

La falta de "solidez y rigor" en los expedientes gestionados por la Administración canaria ha marcado sus actuaciones en anteriores legislaturas, afirmó Martín, quien destacó, no obstante, que "han habido errores, pero también muchos más aciertos".

El vicepresidente canario recalcó que en pleno año 2002 la tramitación administrativa, máxime cuando se manejan fondos públicos, debe ser responsable y ajustarse al mayor rigor posible, aunque se tarde más tiempo.

"Hoy día, al no existir los hándicaps en el Archipiélago de décadas pasadas, tenemos que exigir mayor rigor administrativo, aunque se tarde más", expuso Martín, quien admitió que la burocracia a veces es "desesperante" y que, por tanto, el "sistema debe asumir más responsabilidades, pero sin incrementar los pasos".

Recordó que cuando eran muchas las necesidades y los objetivos a lograr, como cuando se asumió las competencias en Educación, hubo que dejar de lado los procesos administrativos para dar cobertura a una comunidad autónoma que sufría el mayor nivel de analfabetismo de España. Ahora, agregó, "la Consejería - de Educación - sufre los problemas administrativos, y de plantillas mal adecuadas", pero disponemos de una población escolarizada. "El PSOE - enfatizó - participó en ese lanzamiento, en 1982, y fue bueno que pasara".

Sin embargo, el vicepresidente canario expuso que existen "errores" heredados que no se han podido resolver y que han culminado en los juzgados, como los casos Tindaya y Jinámar.