Tenerife

El Cabildo rehabilita paradas de guagua en las dos autovías

La Corporación ha diseñado un plan de reposición para estas instalaciones por valor de casi cinco millones de euros. Los cruces de La Victoria y El Sauzal han sido las últimas en ver comenzar las obras.

EL DÍA, S/C de Tenerife
19/ago/02 12:06 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife avanza en la rehabilitación de las paradas de guagua de las dos autovías de la Isla. En las últimas semanas, han comenzado las obras en las situadas en los cruces de La Victoria y El Sauzal, ambas en la TF-5, y en los próximos días lo harán en la de La Matanza, según confirmó a este periódico el consejero insular de Transportes, Lorenzo Dorta.

Asimismo, ha comenzado a ejecutarse la parada preferencial de Candelaria y muy pronto serán subastadas las obras que permitirán habilitar otra de estas instalaciones en Guía de Isora.

Todas ellas forman parte de un plan insular con el que el Cabildo tinerfeño pretende acometer la instalación de tres tipos de parada y al que ha dedicado una cifra cercana a los cinco millones de euros.

De un lado estarían las grandes estaciones de servicio, como la de Puerto de la Cruz; y de otra parte, las denominadas paradas preferentes, compuestas de cubierta, asientos y un pequeño despacho de billetes. El conjunto lo completan las tradicionales marquesinas, con un diseño específico para las que se encuentran en las dos autovías tinerfeñas.

Según resumió el consejero insular, el propósito de este plan es aumentar la comodidad de los usuarios, sin menoscabo de su seguridad, que también crece gracias a que las paradas se alejan del asfalto y por tanto del riesgo de atropellos y accidentes.

Sistema luminoso

Con ese fin, todas las paradas que se encuentran en las autovías del Norte y del Sur incorporarán un sistema lumínico que permite solicitar la detención de la guagua sin necesidad de acercarse a la calzada.

El sistema, consistente en una lámpara que enciende el pasajero al paso de la guagua, se desconecta automáticamente una vez que ésta lo ha recogido. En la misma línea, las paradas han sido dotadas de flujo eléctrico autosuficiente para permitir que permanezcan iluminadas por la noche para evitar robos u otros delitos.