Venezuela

Chávez anuncia una marcha contra el fallo del Supremo

El presidente de la República insta a sus simpatizantes que se manifiesten por la exculpación de los militares implicados en el golpe de Estado por parte de los once magistrados de la institución judicial.

19/ago/02 4:13 AM
Edición impresa

URGENCIA

Investigar a los magistrados

Hugo Chávez pidió ayer al Parlamento que revise "rápidamente" los expedientes de los jueces que desestimaron enjuiciar por "rebelión militar" a los cuatro altos mandos involucrados en el golpe de Estado de abril. En su programa dominical "Aló, Presidente", Chávez insistió en que la Asamblea Nacional (AN) tiene la "responsabilidad" de investigar al poder judicial y determinar la probidad de los once magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que desestimaron el citado enjuiciamiento. "Como jefe del Estado y jefe del poder Ejecutivo insto a la AN a que, de manera rápida y eficaz, revise los expedientes de cada uno de los magistrados del TSJ, que revise su actuación, sus méritos, sus rendimientos", porque fue el Parlamento quien los designó, exclamó.

EFE, Caracas

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció una marcha popular el próximo 24 de agosto contra el fallo judicial del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que exculpa a cuatro altos militares implicados en el golpe de Estado del 11 de abril.

Sus partidarios llamaron, además, a un "cacerolazo" de dos horas el próximo martes contra los once magistrados que votaron a favor de la exculpación de los militares.

"No nos vamos a quedar con esa (decisión del TSJ), ahora lo que viene es un contraataque del pueblo y de las instituciones verdaderas, contraataque revolucionario", exclamó el sábado Chávez, en un acto en la populosa barriada de El Valle, al noroeste de Caracas.

En su arenga, Chávez llamó a los sectores que lo apoyan a participar en manifestaciones callejeras para rechazar la sentencia que calificó de "grosera, un atropello" y como una "monstruosidad" que ha manchado" al poder judicial venezolano ante el mundo.

Por segundo día consecutivo, Chávez arremetió contra los once magistrados del TSJ que desestimaron iniciar un juicio por "rebelión militar" a los altos oficiales, y descargó sobre la Asamblea Nacional (AN) la responsabilidad de su posible destitución.

"Esos once magistrados no tienen moral para tomar ningún otro tipo de decisión, son unos inmorales y deberían publicar un libro con sus rostros para que el pueblo los conozca. Pusieron la plasta", exclamó el Presidente.

El llamado "contraataque revolucionario" se iniciará con la revisión, por parte del Parlamento, de las designaciones de los once magistrados que aprobaron el fallo, cuyo nombramiento fue aprobado por la mayoría oficialista de la AN el 20 de diciembre de 2000.

Una nueva comisión

Para ello, la AN convino crear una comisión para investigar al poder judicial y revisar los expedientes de los magistrados para ver si cumplen con los requisitos que la ley les exige.

"Así que la AN que los nombró tiene que asumir su tarea, para evaluarlos y el que no tenga los requisitos habrá que sacarlo de allí (del TSJ) por los procedimientos establecidos en la Constitución", pidió el mandatario.

"Esa grosera decisión del TSJ lo que ha generado en el país es una ola de presencia popular, la gente en la calle reclamando justicia", subrayó Chávez.

No así contra los restantes ocho que se abstuvieron de votar la sentencia y a quienes Chávez llamó a "salvar su honor y majestad, tras oponerse a esta ignominia".