Tenerife Sur
SALVADOR BARNES *

Regresen cuando puedan


20/ago/02 19:16 PM
Edición impresa

HAY COSAS QUE POR MUCHO que se intentan descifrarlas por el comportamiento tan anómalo en que lo hacen, no se llegan a entender, y más si se trata de servicios a los cuales nadie, o casi nadie accede gratis a ninguno de ellos. Nos referimos de pasada a una de las muchas anécdotas que el viaje a Guatemala dio de sí para muchos de los "peregrinos" del Sur que se desplazaron para estar en la canonización del Hermano Pedro, en esas tierras americanas.

Desde el susto que un político se pegó en el Aeropuerto de Miami, cuando le detectaron en su maleta un objeto no identificado, y que parecía una granada, y al abrirle la maleta vieron que era una pelota de gofio, la cosa resulta simpática, pero no dejó de tener su punto molesto, hasta la campana que el Ayuntamiento de Granadilla donó para que sonora en honor del Hermano Pedro, y que la Prensa omitió el nombre que tenía la campana que se llama "La Granadilla" y de dónde venía, otra actuación de Mister X para ingresarla en los expedientes UFO. Sin lugar a dudas, la gente del Sur que acompañó a los Ayuntamientos de Vilaflor y Granadilla se volcaron en alguien que para todos fue y es el motor de ese ingente trabajo que calladamente ha realizado, un humilde párroco del municipio de Granadilla, Don Pepe, como a él le gusta que le llamen, este "cura" fue el protagonista de esta peregrinación, el pueblo le reconoció su trabajo, y le premió con un estruendoso aplauso en una comida que se efectuó en Guatemala, todo un ejemplo a seguir de humildad y de firmeza en una forma tan generalizada de hacer un apostolado simple y humilde, dándole, a cambio, la amistad y el respeto que su pueblo le tiene a Don Pepe.

Un poco de esta medicina que es gratis, pero pocos saben usarla, como es ser útiles a los demás, tendrían que haber aprendido un poco de este párroco granadillero los responsable de Air Europa que dejaron "tirados" en el Aeropuerto de Barajas a 40 pasajeros porque el horario a seguir, y en los cuales venían estos cuarenta tinerfeños procedentes de Miami en un vuelo de la compañía Air Laine, y que se retrasó 10 minutos. Todo un grupo desatendido y con el mayor desprecio a la problemática que se les venía encima, los dejaron a la buena de Dios en Barajas.

Un toque de atención de lo más sonado para los responsables de esa compañía, que seguro que en la filosofía del Sr. Hidalgo ni por un momento le habrá pasado por la cabeza que tuviera que estar en el candelero del peor servicio que se le puede dar a un cliente por esa poca atención avalada por el despropósito de no querer colaborar en arreglar una situación tan singular como la que nos estamos refiriendo.

Cuando retrasan el vuelo el tiempo que quieren, por mil y un problema, a quién se le pasa la queja, al mostrador de facturación, a la azafata de turno, a la carabina de Ambrosio, a quién, todos hemos sufrido algún trastorno de este tipo, alguien nos puede decir cómo se lo han compensado. Pues ahora con un retraso que no es de los pasajeros, sino por el problema de enlace de una compañía a otra, dejan a todo un grupo de gente la mayoría bastante mayores a su libre albedrío, y eso que Tenerife es uno de los destinos más solicitados de Europa en cuanto a turismo, y esta compañía Air Europa opera con una gran fluidez en esta Isla, si llegamos a tener que ir a un país con menos negocio para la compañía todavía estarían en Barajas.

Mal, muy mal en cuanto a la precisión de horarios, ahora cuando oigamos "pasajeros en tránsito a Tenerife en la compañía Air Europa" estiraremos las orejas y nos encomendaremos a todas las gracias divinas, para que no nos suelten como palomas por el aeropuerto con una tarjeta amarilla de tránsito. No es de extrañar que tanta gente tenga tanto recelo en viajar en compañías que no sean de bandera.

* Vte. de ACPET

SALVADOR BARNES *