Dinero y Trabajo

CEOE - Tenerife propone no firmar contratos a inmigrantes si se pueden cubrir en Canarias

"Hay que dar una formación acorde con las necesidades del mercado laboral canario si queremos reducir las cifras de paro, y mentalizar al empresariado para que, en igualdad de condiciones, brinde la oportunidad a nuestra gente".

EL DÍA, S/C de Tenerife
25/ago/02 4:30 AM
Edición impresa

"El Gobierno de Canarias está obligado a reducir las cifras de paro o, al menos, aplicarse en lograr que los porcentajes sean menos elevados que en la actualidad para la población del Archipiélago", según advirtió ayer, a preguntas de EL DÍA, Pedro Alfonso, secretario general de la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE - Tenerife).

Pedro Alfonso, que dejó claro que comparte la apuesta comunitaria de lograr un verdadero mercado laboral paneuropeo antes de 2006, señaló que, con todo, las Islas tienen un encaje singular en Europa que deben hacer valer sus gobernantes a efectos de lograr un desarrollo no sólo económico, sino también social, sostenible. En ese contexto, no dudó en afirmar que "algo está haciendo mal Canarias en materia de formación" si ahora mismo hay más de 26 mil extranjeros trabajando en la provincia tinerfeña, pese a que ésta suma más de 43 mil parados, el 10,8% de su población activa. "Lo que no se puede seguir haciendo es formar yesistas si lo que se precisa son electricistas", apostilló Alfonso. El secretario general de la CEOE - Tenerife avanzó que esta organización empresarial ya se ha dirigido al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales en demanda de que facilite información sobre los perfiles profesionales y el nivel de cualificación de todos y cada uno de los extranjeros que trabajan en la provincia. El objetivo es plantear al Gobierno Autónomo un "golpe de timón en materia de formación" el próximo septiembre, mes en que se empezarán a negociar las políticas a impulsar en el marco del próximo plan integral de empleo de Canarias (PIEC).

Nada de cerrar puertas

"Exigimos al Gobierno de Canarias que haga una política de empleo lo suficientemente flexible para que la gente de nuestras Islas pueda tener la necesaria movilidad funcional y geográfica y no quedar rezagada respecto del resto de trabajadores comunitarios", enfatizó Alfonso. El secretario de la CEOE - Tenerife, que insistió en que en modo alguno la patronal está cerrando la puerta a la contratación de extranjeros, "algo que sería descabellado", precisó que la apuesta de la patronal es trabajar mano a mano con el Ejecutivo Autónomo para impulsar las actuaciones necesarias para que se mantenga el crecimiento económico y social de las Islas.

"La Confederación de Empresarios de Tenerife no está diciendo que no se contrate extranjeros, sino que para rebajar las actuales cifras de paro hay que dar la formación adecuada a nuestra gente y, después, en una competencia de igual igual entre los aspirantes a un puesto de trabajo, mentalizar al empresario de que las Islas no se pueden permitir el lujo de seguir aumentando la tasa de paro por no cubrir los puestos de trabajo con gente de aquí que tenga la cualificación requerida".

Eurostat estima que este año el 0,2% de la población de la UE se trasladará a otro país miembro para desarrollar su carrera profesional.