Tenerife
LO ÚLTIMO:
Una mujer grave tras ser rociada con alcohol por su pareja en Los Llanos de Aridane leer

- La isla del Hermano Pedro - Asuntos para no olvidar


25/ago/02 12:06 PM
Edición impresa

ASÍS ES LA CUNA de "il poverello", el pobrecito San Francisco, el hombre manso que hablaba con sus hermanos los animales; Loyola es la cuna de San Ignacio, el rico que abandonó las vanidades de su mundo y de su tiempo para predicar y ejercer la caridad y la bondad; Vilaflor es la cuna del Santo Hermano Pedro, el primer santo canario y de Guatemala, todo caridad también que, no se nos olvide, nació en una isla que se llama Tenerife. En una isla que es una realidad física, y no una abstracción.

Decimos esto porque han aparecido algunos escritos de los de enfrente - nos referimos a algunos pícaros dirigentes políticos, no al pueblo llano y bueno - que hablan de "nuestro paisano", de "nuestro Hermano Pedro", como una cosa propia, sin mencionar ni una vez a Vilaflor o Tenerife, igual que siguen hablando de su Cristóbal Colón, y esto es significativo. Que no pase en el futuro lo mismo que con el Presidente chino cuando le dijeron que Colón salió para descubrir el Nuevo Mundo del puerto de La Luz y de Las Palmas, marginando a la Gomera. Que no engañen de tal forma y se queden tan campantes. Hay que destacar que el Hermano Pedro es de la isla de Tenerife, de Vilaflor, y un orgullo de toda Canarias. Tenerife, si Dios quiere, será tierra de santos porque ahí tenemos a la espera al Padre José de Anchieta y a la Sierva Sor María de Jesús. Al tiempo.

El Hermano Pedro es, por supuesto, canario, pero primero de Vilaflor. Y este privilegio de Vilaflor tiene que capitalizarlo la Isla. ¿Cómo? Entre otros honores, mediante un gran monumento que puede estar en la Capital, Santa Cruz, o en cualquier otro lugar dentro de Tenerife. Anchieta es de La Laguna y ahí tiene una grandiosa estatua que lo atestigua, salida de las artísticas y ágiles manos y mente de quien la concibió, Bruno Giorgio: mirando a La Laguna en su despedida y como en movimiento, caminando sobre sus grandes pies para evangelizar, con sus grandes manos para bendecir. Sí, un monumento desde ya, desde pronto, para el Santo Hermano Pedro. Que nadie nos lo arrebate.

*** *** ***

LAS TELEVISIONES PÚBLICAS de Canarias son dos ó tres, según se quiera contar. Televisión Española, en Canarias, a través de sus dos canales, 1 y 2, y la Televisión Autonómica o Canaria. Y las tres, según demuestran, al servicio de la capital grancanaria, de su isla y de su provincia, porque de Tenerife casi nada dicen, o escasísimas informaciones dan. Parece como si Gran Canaria se hubiera apoderado de esos tres canales. Dicen que los causantes de esta "expulsión" de Tenerife son los jefes de Informativos. Pero aquí, en esto que decimos, pasa algo raro y algo hay que arreglar con urgencia porque, aunque dos de esos jefes son nativos grancanarios, nos consta y proclamamos su valía y honradez personal y profesional, así como las de los respectivos directores de estas dos o tres emisoras.

Esas dos televisiones o, mejor, tres canales se mantienen con el dinero de los contribuyentes de las siete islas, entre otros, y causa malestar que con esta fuerte aportación insular general sólo brille y se promocione una ciudad, una isla y... paremos de contar. Son muchísimos, todo el mundo, los que nos dicen que la indignación - que compartimos - les inunda por la insistencia y énfasis e infinidad de veces con que se menciona a esa zona oriental, y que sienten un ligero alivio cuando se cita a Santa Cruz o a alguna de las queridas islas de nuestra provincia. Esto hay que arreglarlo rápidamente, insistimos, no se debe abusar de una situación de privilegio político que ya es antigua. Y sentimos escribir de esto porque no es un asunto refrescante de los que prometimos, sino que calienta y mucho. Mas, ¿quiénes son los verdaderos culpables de esta molesta y discriminatoria situación?

Y OTRA CUESTIÓN DOLOROSA que se ha agudizado con las palabras del vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Economía y Hacienda, Adán Martín, cuando nos ha dicho que hasta el año 2010 no habrá equilibrio sanitario. Y nos preguntamos: ¿por qué? ¿Cómo hubo dinero o fondos, como quieran decir, en los Presupuestos de la Comunidad para hacer las obras sanitarias faraónicas y diversas en Las Palmas de Gran Canaria y no lo hay de esos mismos Presupuestos que cada año se acrecientan, para equilibrar las instalaciones sanitarias de Tenerife y del resto de las Islas de la provincia? ¿Por qué no se arreglan, se hacen transferencias dentro de los Presupuestos, dentro de sus capítulos, artículos, conceptos, subconceptos, etc., para que aparezcan esos fondos necesarios? Son preguntas nada técnicas, pero sí comunes y que están en boca y pensamiento de todos los canarios de este lado. ¿Por qué hay que esperar hasta el año 2010? ¿Es que la salud, la enfermedad, esperan? ¿Y los que se mueren en el camino?

Que conste que al vicepresidente no lo consideramos el causante del desequilibrio y confiamos en que su mente lúcida y brillante y tinerfeña busque, cuanto antes mejor, la solución a esta injusticia. Cuando éstas y otras cuestiones sangrantes se resuelvan, repetimos, Canarias será una realidad. Mientras es territorio partido física y conceptualmente, e indignado.

Tampoco es este un tema fresco, porque es febril y... para recordar. Ah, y de pleito, nada, que no lo deseamos, por supuesto. De justicia, todo.

HOY ESTÁ EN NUESTRAS PÁGINAS Nelson Díaz Frías, el escritor e investigador tinerfeño, gran historiador de las tierras y de las gentes del Sur de la Isla, que nos ha aproximado tanto al santo chasnero con su libro "El Hermano Pedro de Bethencourt. La vida, la familia y la obra del primer santo canario", que parece que fue anteayer cuando lo teníamos entre nosotros. Enhorabuena.