Sucesos

Arrestado por agresión sexual, malos tratos, insultos y amenazas a su esposa

Los hechos, en los que intervinieron funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Puerto de la Cruz - Los Realejos, tuvieron lugar durante toda una noche y la víctima fue golpeada repetidas veces y obligada a realizar actos en contra de su voluntad.

EL DÍA, S/C de Tenerife
26/ago/02 9:45 AM
Edición impresa

Funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía, pertenecientes al MIP - 1 de la Comisaría de Puerto de la Cruz - Los Realejos, han procedido a la detención de J.M.M., de 42 años, natural de Plasencia (Cáceres) y residente en Puerto de la Cruz, como presunto autor de un delito de agresión sexual, amenazas, coacciones y malos tratos en el ámbito familiar, en la persona de su esposa.

Los hechos tuvieron lugar en el domicilio familiar de la pareja y se iniciaron a primeras horas de la noche del día anterior, cuando en el transcurso de una discusión J.M.M. se manifestó de forma violenta y comenzó a arrojarle a su esposa cuantos objetos encontraba a su altura, algunos de los cuales le impactaron en su cuerpo, a la vez que la insultaba y amenazaba.

Instintivamente, la víctima intentó protegerse en un cuarto, pero su esposo la persiguió, la arrojó al suelo, la inmovilizó y la obligó, en contra de su voluntad, a realizar prácticas sexuales, acompañadas de una gran agresividad e insultos a ella, en particular, y al género femenino, en general.

Estos actos los repitió varias veces durante toda la noche, provocando en la víctima un estado de pánico, incapaz de superar, ante el temor fundado de que su esposo fuese capaz de cumplir sus promesas de matarla si oponía resistencia a sus deseos.

Por la mañana, la víctima pidió ayuda a un avecina y se refugió en la vivienda de ésta, aprovechando que su esposo había salido a la calle para comprar tabaco.

En el lugar se personaron en primera instancia agentes de la Policía Local, que trasladaron a la víctima a una clínica de esta ciudad y después a la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Conocidos los hechos acaecidos, se procedió a la detención del autor de los mismos, la cual se llevó a cabo en su domicilio.

La víctima ya había sido objeto de hechos similares en ocasiones anteriores, pero no había presentado denuncia antes albergando la esperanza de que su esposo cambiase de conducta.

A este respecto se instruyeron las correspondientes diligencias, que fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Puerto de la Cruz, a cuya disposición fue puesto también el detenido.