Actualidad

DESBORDADOS por los inmigrantes

La avalancha eleva a 293 el número de personas retenidas en el centro de internamiento de El Matorral, cifra que en la terminal del aeropuerto de Fuerteventura asciende a 496.

EFE, Las Palmas
28/ago/02 4:39 AM
Edición impresa

El número de inmigrantes detenidos en los últimos cuatro días en Lanzarote y Fuerteventura asciende a 180, hecho que ha originado que en esta última isla estén retenidos actualmente en el centro internamiento de El Matorral un total de 293 personas, cifra que en el caso de las antiguas dependencias del aeropuerto, habilitadas como tal, asciende a 496 africanos.

Así lo confirmaron ayer fuentes de la Delegación del Gobierno en la Isla. Además, un portavoz de la Guardia Civil elevó como definitivo a 73 el número de inmigrantes detenidos en Fuerteventura durante la noche del martes a cuatro millas del Faro de la Entallada, en el municipio de Tuineje, quienes fueron localizados a bordo de tres pateras conducidas por cuatro patrones marroquíes.

Los inmigrantes proceden mayoritariamente de Mali y Nigeria y entre ellos se encuentran 49 varones adultos y 23 mujeres, 11 de ellas embarazadas, según informaron fuentes policiales, además de un menor de dos años.

Debido al mal estado que presentaban, catorce de ellos tuvieron que ser atendidos en el Hospital General de Fuerteventura, al estar exhaustos y con visibles síntomas de hipotermia, aunque doce ya han sido dados de alta, mientras que otros dos, una mujer embarazada y otra que padece una fractura de tobillo, permanecen en el centro, informaron fuentes hospitalarias.

La Guardia Civil de Fuerteventura y los cuerpos de seguridad que colaboran en la detención de inmigrantes irregulares llegados a la Isla en patera estuvieron anoche "desbordados" ante "la oleada" de africanos llegados a la costa de la Isla.

Así lo anunció un portavoz del instituto armado, quien informó de que la patrullera del servicio marítimo del cuerpo interceptó, alrededor de las 21:00 horas, a tres pateras con sus respectivos patrones marroquíes a bordo, quienes se dirigían de regreso a las costas africanas tras haber desembarcado en la Isla a un número indeterminado de inmigrantes irregulares.

La localización de las tres barquillas, que fueron avistadas a seis kilómetros del Faro de la Entallada, en el municipio sureño de Tuineje, propició la puesta en marcha de un dispositivo de búsqueda en tierra con el fin de localizar a los ocupantes de las pateras.

Un penoso estado

Un portavoz del Instituto Armado destacó el mal estado y los visibles síntomas de hipotermia y vómitos que presentaban algunos de los africanos sorprendidos cuando deambulaban por la Isla, a los que se trasladó inmediatamente, incluso sin identificar, a las dependencias del Hospital General de Fuerteventura para que fueran atendidos por personal sanitario.

La actividad no cesó durante toda la noche en el cuartel de la Guardia Civil de Gran Tarajal, en Tuineje, donde los efectivos del cuerpo han procurado a los detenidos ropa seca, comida y bebida.

Este portavoz indicó que el problema con el que se encuentran las fuerzas de seguridad del Estado en Fuerteventura, cuando se produce una situación como es la llegada masiva de inmigrantes, no lo es tanto por el número de personas que arriban a las costas, sino por la falta de infraestructuras con las que poder desplegar dispositivos de búsqueda mucho más amplios y efectivos de los que disponen actualmente.