Nacional

La Ertzaintza clausura con varios incidentes las sedes de Batasuna

Mientras se cerraban los locales, el portavoz de Batasuna en Francia advertía de que la decisión judicial española tendrá repercusiones muy graves. Por su parte, Arnaldo Otegui aseguró que su organización seguirá funcionando, aunque sin usar públicamente sus siglas.

EFE, Madrid
28/ago/02 4:41 AM
Edición impresa

Siguiendo el nuevo auto dictado por el juez Garzón, de entrada y desalojo de las sedes de Batasuna por parte de las fuerzas de seguridad, en la calle Arrasate de San Sebastián, simpatizantes se sentaron en el suelo y fueron levantados por los agentes. Unas 200 personas corearon consignas como "Pagaréis lo que habéis hecho" y cantaron el himno al soldado vasco. El concejal de Batasuna Íñigo Balda se encadenó en la sede. Los manifestantes lanzaron monedas y botellas lo que originó una carga policial.

En Bilbao, la policía desalojó y precintó la sede de Batasuna, después de cortar las cadenas con las que algunos cargos de la formación se habían aferrado al balcón del local. Un centenar de personas intentó impedir el paso a los policías por lo que cargaron contra ellos.

En Vitoria, simpatizantes de la formación abertzale profirieron gritos contra el Estado español, la Policía y el PNV. Hubo forcejeos y empujones al entrar los agentes, aunque no se produjo carga policial. Una hora después, la Ertzaintza empleó material antidisturbio contra los congregados. Desalojaron en la sede a dirigentes.

También se precintaron sedes en Pamplona y en varias localidades de Navarra con incidentes.

Entre las principales reacciones, el ministro de Justicia, José María Michavila, consideró que el Gobierno vasco "tiene una gran oportunidad para colaborar con el Estado de Derecho.

Para el secretario general del PP, Javier Arenas, el Ejecutivo vasco está ante un momento "muy oportuno" para actuar en el ámbito de sus competencias sobre seguridad ciudadana.

El Estado funciona

El portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Caldera, señaló que "el Estado de Derecho funciona y las leyes se cumplen".

El líder del PSC, Pasqual Maragall, advirtió que sería "ingenuo pensar que la ilegalización de Batasuna supondrá el fin de ETA, ya que también son necesarias iniciativas políticas que el PP no quiere hacer".

El parlamentario Arnaldo Otegui aseguró que Batasuna "va a seguir funcionando", aunque no usará "públicamente las siglas" por haberlo prohibido Baltasar Garzón y dijo que sus abogados estudian recurrir para llegar al Tribunal de Estrasburgo.

La junta de fiscales de sala se reunirá hoy, convocada por el fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, para estudiar la demanda que el Ministerio Fiscal presentará ante el Tribunal Supremo para la ilegalización de Batasuna, en paralelo a la que interpondrá el Gobierno.

Los fiscales de sala estudiarán "los hechos probados y los fundamentos de derecho que sustentarán la mencionada demanda, y podrán realizar las aportaciones jurídicas que consideren oportunas para enriquecer el contenido de la misma".

La Fiscalía General presentará su demanda ante el Supremo en paralelo a la que interpondrá el Gobierno la próxima semana después de que el Consejo de Ministros del viernes dé luz verde a este trámite y tras el acuerdo del Congreso que instó al Ejecutivo a solicitar la ilegalización.

El portavoz de Batasuna en Francia, Xabi Larralde, advirtió ayer que la decisión judicial española de prohibir las actividades de la formación durante tres años tendrá "repercusiones muy graves".