Nacional

El Gobierno y la Fiscalía presentan hoy sendas demandas para ilegalizar Batasuna

La del Gobierno, cuya presentación fue aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros, incluirá cerca de mil elementos de prueba de que la coalición abertzale es "la prolongación en la política" de la banda terrorista ETA.

EFE, Madrid
3/sep/02 5:03 AM
Edición impresa

El Gobierno, a instancias del Congreso y la Fiscalía General del Estado, presentarán mañana ante el Tribunal Supremo sendas demandas de ilegalización de Batasuna, en aplicación de la nueva Ley de Partidos Políticos.

La demanda del Gobierno, cuya presentación fue aprobada el pasado viernes por el Consejo de Ministros, incluirá cerca de mil elementos de prueba de que la coalición abertzale es "la prolongación en la política" de la banda terrorista ETA.

Estos elementos, según el ministro de Justicia, José María Michavila, serán actas notariales, notificaciones oficiales, informes de las fuerzas de seguridad y las instituciones, certificaciones judiciales, cintas con páginas web o fotos digitales que contendrán imágenes de presos en balcones del partido y amenazas y condenas por terrorismo de sus miembros, entre otros documentos.

La demanda de la Fiscalía General del Estado será presentada personalmente también mañana ante el Tribunal Supremo por su titular, Jesús Cardenal.

Entre la documentación recabada por la Fiscalía General como supuestos de vulneración de la Ley se incluirán las últimas manifestaciones de dirigentes de Batasuna durante la clausura de las sedes de esta formación, en cumplimiento del auto de suspensión de actividades de la coalición abertzale dictada por el juez Baltasar Garzón.

Fotos de presos

En esta demanda también se incorporarán fotografías de presos etarras en fachadas de 34 ayuntamientos del País Vasco.

El objetivo es comprobar si ciertas actuaciones de miembros de Batasuna a partir de la entrada en vigor de la Ley, el pasado 27 de junio, entran en colisión con lo previsto en el artículo 9 de la Ley, donde se recogen los supuestos en los que se vulneren derechos y libertades, se justifiquen o exculpen atentados contra la vida o la libertad, se fomente la violencia para propiciar fines políticos o se apoye públicamente a grupos terroristas.

Las demandas deberán interponerse ante la Sala Especial del Tribunal Supremo, prevista en el artículo 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y que estrenará competencias al examinar por primera vez una demanda de ilegalización de una formación política.

Esta sala especial está formada por dieciséis magistrados - quince hombres y una mujer - , concretamente por el presidente del Tribunal Supremo, los presidentes de las cinco salas que lo componen (Civil, Penal, Contencioso-Administrativo, Social y Militar) y el magistrado más antiguo y el más moderno de cada una de ellas.

La Sala, según la Ley de Partidos, procederá "inmediatamente" al emplazamiento de Batasuna para darle traslado de la demanda, que dispondrá de un plazo de ocho días para comparecer ante ella.