Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Hacienda confirma que estudia bajar Sociedades al 23% a las micropymes leer

La UE demanda en la Cumbre de la Tierra acciones urgentes contra la contaminación

En medio de fuertes medidas de seguridad se celebró ayer el plenario de la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible en el que los líderes europeos advirtieron a EE.UU y Rusia de la necesidad de reducir la emisión de gases contaminantes.

EFE, Johannesburgo
3/sep/02 5:04 AM
Edición impresa

Los llamamientos para ratificar un acuerdo que reduzca la contaminación de la atmósfera caracterizaron ayer los discursos de los líderes europeos ante el plenario de la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible (CMDS), mientras los países latinoamericanos pidieron una mayor apertura de los mercados.

En medio de un impresionante despliegue de seguridad, los líderes de más de cien países y otros jefes de delegación de varias docenas de naciones más asistieron a la sesión plenaria de un encuentro que termina hoy.

El canciller alemán, Gerhard Schroeder, urgió a la ratificación del Protocolo de Kioto, que obliga a la reducción de los gases que producen el efecto invernadero, "cuanto antes, para que pueda entrar en vigor antes de fin de año". Hizo una mención especial, en este respecto, a las naciones industrializadas, en clara referencia a Estados Unidos y Rusia.

Por su parte, el presidente francés, Jacques Chirac, dijo que "la Tierra y la Humanidad están en peligro, todos somos responsables y no podemos decir que no lo sabíamos" y destacó la lucha contra el cambio climático como una de las cinco áreas prioritarias de acción.

El primer ministro británico, Tony Blair, señaló que "Kioto debería ser ratificado por todos" y destacó que "la característica del mundo actual es la interdependencia y tus problemas son mis problemas". Según Blair, "la ayuda al tercer mundo no debe entenderse como caridad, sino como una inversión de futuro" y los países desarrollados "debemos abrir el comercio y los mercados, especialmente los agrícolas".

Líderes de América Latina que intervinieron durante la mañana destacaron también la importancia de la apertura del comercio mundial a los países en vías de desarrollo.

El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, resaltó que "no se puede hablar de apertura con los grandes subsidios que nos cierran los mercados" y deseó que Johannesburgo "se recuerde como el comienzo de un puente tendido entre ricos y pobres". El brasileño Fernando Henrique Cardoso, criticó las subvenciones agrícolas, mientras el presidente venezolano, Hugo Chávez, atribuyó al neoliberalismo "los desastres de este mundo" y dijo que "la pobreza es una consecuencia de los modelos de desarrollo impuestos por los poderosos".