Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Miguel Concepción: Esperaba más del equipo en el derbi leer

Unas cifras prohibitivas

El enlace Agag - Aznar no es una boda corriente. Ni la nómina de invitados ni el coste que se calcula están al alcance de cualquier familia.

COLPISA, Madrid
6/sep/02 5:12 AM
Edición impresa
Agasajar a más de mil personas puede dejar una factura de unos 14 millones de pesetas sólo en el menú si se contrata a una empresa de restauración de renombre, como es el caso de José Luis, como sucedió ayer para brindar a los invitados de la boda, con un presupuesto para los padres de los contrayentes de 120 mil euros.

El menú preparado para la ocasión preveía aperitivos fríos y calientes. Tras el cóctel, una ensalada de lubina con langostinos y perdiz estofada al aroma de frambuesa y un postre consistente en milhojas de almendras caramelizadas con crema de mascarpone y "mijnardises", además del clásico café y los licores. La carta de vinos se reduce a un blanco de Rueda, Viña Mocén cosecha 2001, tinto Pesquera de Ribera del Duero y los cavas de Freixenet y Codorniu. La organización preparó para la Reina una cena vegetariana.

Para animar la velada se contrató al grupo sevillano Siempre Así, que ya cantara en la despedida de soltero de los novios, el pasado martes, y al cantante Tito Muñoz, que es amigo del novio.

El alquiler de la finca Los Arcos del Real les sale gratis a las familias Aznar - Botella y Agag - Longo, por cortesía del propietario, Jaime Moreno García, amigo del presidente del Gobierno, y el despliegue de seguridad corre a cuenta del erario público.

Aun así, el sistema de transporte en minibuses, organizado para trasladar a todos los invitados desde la basílica al cercano lugar del ágape, y otros gastos adicionales, como la decoración floral del templo, pueden elevar la minuta de la boda por encima de los 20 millones de pesetas, que sufragan al 50% los padres de los novios.

Claro que los regalos que reciben los contrayentes también están muy por encima de las posibilidades de cualquier pareja española media. Desde una cubertería de plata de 8.200 euros, obsequio de los ministros del Gobierno, hasta un televisor de similar precio, y unos sofás que rondan los 4 mil euros cada uno, elegidos por Ana Aznar y su madre en las dos listas de boda colocadas en El Corte Inglés y la tienda de decoración Becara, valoradas en un total de 120 mil euros.