Hora última

El 22 por ciento de los niños canarios no acaban la ESO

Un estudio del Ministerio de Educación realizado con datos de 1999 y presentado ayer concluye que los índices de fracaso escolar en las Islas coincide con la media estatal.

7/sep/02 5:17 AM
Edición impresa

ANÁLISIS

"Culpas" propias y de los profesores

El alumnado asume su cuota de responsabilidad (el 77% achaca su fracaso escolar a falta de interés, el 63% a aburrimiento en las clases), y la reparte sobre todo con el profesorado (el 28% dice llevarse mal con él, el 20% se queja de que no le enseñan bien), a quien casi la mitad (46%) reprocha "no saber motivar" a sus discípulos. La mayoría exculpa, en cambio, a padres y colegio. EFE, Madrid

Baleares, Castilla - La Mancha, la Comunidad Valenciana, Extremadura y Murcia son las regiones que acumulan un mayor índice de fracaso escolar, todas ellas por encima del 30%, frente a los datos de Canarias, donde el número de niños que no acaba la ESO es de casi 22 de cada cien. En el extremo contrario se encuentran Navarra, Asturias y Galicia, que son las que presentan un mejor nivel educativo.

Estos datos, correspondientes a 1999 y últimos publicados por el Ministerio de Educación respecto al fracaso escolar, fueron presentados ayer por el catedrático y ex secretario de Estado de Educación Álvaro Marchesi durante el seminario "Fracaso escolar y transición a la vida laboral".

En 1999 el porcentaje de población que no alcanzaba los objetivos de la enseñanza obligatoria o equivalente era del 23,6%, mientras que en 1989 ese índice se elevaba al 37%, dato que permite a Marchesi apuntar que en 2002 el porcentaje de fracaso escolar en España ronda el 20%.

El mayor índice de fracaso se localiza en Baleares (38,6 por ciento), seguida de Castilla - La Mancha (33,4%), la Comunidad Valenciana (32,6%), Extremadura (32,2%) y Murcia (31,1%), además de Ceuta (53,7%) y Melilla (43,3%).

El resto de las comunidades tenían en 1999 un nivel educativo superior a la media, y son Navarra (16,0%), Asturias (16,1%), Galicia (17,2%), Cantabria (17,9%) y Aragón (18,5%) las que tienen un menor porcentaje de población que no cumplió el objetivo de la ESO.

La mejora del nivel educativo, según Álvaro Marchesi, también queda reflejada en la comparación de los datos de la población graduada en COU - Bachillerato LOGSE, un 33,5% en el curso 1991 - 92 y un 46,2% en el 1998 - 99.

El País Vasco registró la mayor tasa de éxito en este sentido (65%), mientras que en Canarias sólo el 35% de la población alcanzó ese objetivo. El colectivo se confiesa preocupado (70%) por no haber obtenido el título de Secundaria, que el 83% cree que aumentaría sus posibilidades de conseguir trabajo. Pero, curiosamente, ello no anula su relativo "optimismo laboral": el 53% está convencido de tener "muchas posibilidades" de encontrar empleo, y sólo un 18% cree lo contrario. La explicación sería doble: por un lado, los participantes en Programas de Garantía Social ya están haciendo prácticas que los vincular al mundo laboral; por otro, sus expectativas suelen apuntar a empleos de escasa cualificación, teóricamente más accesibles.