Gente

Unas 50 mil personas acompañaron a la Virgen de El Socorro en la bajada

Tanto de Güímar como de otros puntos de Tenerife, los devotos de la venerada imagen recorrieron, desde primeras horas de la mañana, el camino hacia su antigua ermita, acompañados de la danza de las cintas y las parrandas con los cantos de la tierra.

EL DÍA, S/C de Tenerife
8/sep/02 5:21 AM
Edición impresa

Unas 50 mil personas, según fuentes de la Policía, recorrieron ayer el tradicional camino de la bajada de la Virgen de El Socorro, que contó con la participación de la danza de las cintas, la banda de música de Güímar, unas 100 carretas típicas y parrandas.

El pueblo fue despertado, a las 4 de la madrugada, con los repiques entonando el "Quinto levanta", mientras por las calles del municipio sonó la diana con el pasadoble "Al Socorro", del maestro Castillo Alfonso.

Tras la misa de peregrinos en la parroquia de San Pedro, oficiada por el obispo Felipe Fernández, se inició la bajada hacia las 7:00 horas, para luego participar en la misa de llegada en la ermita de El Socorro, donde se ofició una nueva función religiosa por la tarde, seguida del traslado de la Virgen hasta la Cruz de Tea, acudiendo fieles a la tradición los guanches en una emotiva ceremonia.

Entre los asistentes destacó la presencia del presidente del Cabildo, Ricardo Melchior.

Por la noche tuvo lugar la procesión de las candelas.

Los actos de hoy comprenden: misa, a las 9:30 horas; diana floreada, a las 10:00 horas; función religiosa en honor a la Virgen de El Socorro, a las 11:30 horas; procesión de la imagen, a las 12:30 horas; subida de la Virgen a Güímar, a las 17:30 horas, sin faltar el antiguo juego de los pares y nones, animando a practicarlo las concejalías de Fiestas y Cultura del Ayuntamiento de Güímar; entrega de las andas a la Cofradía de los Guanches, a las 20:00 horas, y verbena en la plaza de San Pedro, a las 23:00 horas.

La tradición

El concejal de Cultura, Javier Eloy Campos Torres, recuerda en el programa de actos que "fue la gente de Güímar, los hombres y mujeres sencillos, quienes lograron, con su presencia constante y sus anuales peregrinaciones, que el recuerdo de la Aparición de la Virgen de El Socorro en la playa de Chimisay superara los siglos y nos llegara hasta la actualidad con fuerzas continuamente renovadas".

El concejal señala también que en 1837 fue cuando se solicitó el traslado de la fiesta de El Socorro del 26 de diciembre al 8 de septiembre, lo cual apoyó el obispo de la Diócesis, Jesús Folgueras y Sión.