Dinero y Trabajo

Asaga avisa de que el "desánimo cunde" y amenaza con asfixiar a la agricultura canaria

La voz de alarma la dio ayer el presidente de la patronal del sector, Fernando Jiménez, tras una reunión de la junta directiva de la asociación en la que constató que va en aumento el número de agricultores y ganaderos "a punto de tirar la toalla por la falta de alternativas claras".

EL DÍA, S/C de Tenerife
11/sep/02 5:30 AM
Edición impresa

El máximo responsable de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Santa Cruz de Tenerife (Asaga), Fernando Jiménez, explicó que es "triste" comprobar cómo los principales cultivos de exportación de las Islas, el plátano y el tomate, que han alcanzado cotas incuestionadas de calidad a escala internacional, "se hunden sin que las autoridades sean capaces de encontrar nuevos horizontes comerciales".

Además, la tardanza en dotar a las Islas de unos controles fitosanitarios que "funcionen" está llevando a la "ruina" al conjunto de los cultivos isleños, "como acredita la creciente presencia de plagas. Con el agravante de que las autoridades, con su dejadez, están a punto se hacer perder a este colectivo profesional su último tren: el de la agricultura ecológica", apostilló Jiménez.

Tras asegurar a EL DÍA que el "desánimo cunde" y amenaza con asfixiar a la agricultura canaria, Fernando Jiménez aludió a que, para "colmo de males, si Madrid no para el golpe, las Islas perderán más de 30 millones de euros cada año con la reforma de la política agrícola común (PAC)".

Así las cosas, las previsiones oficiales para el año 2002 que acaba de hacer públicas la Consejería de Economía, Hacienda y Comercio del Gobierno Autónomo apuntan a que "el sector agropesquero, desde la óptica de la oferta productiva, se mantendrá en la tendencia negativa de crecimiento de años anteriores". A los problemas asociados a las condiciones climatológicas - detalla el informe - hay que añadir los que se derivan de la sobreproducción platanera, la reducción estimada de la cosecha tomatera en un 36% en la presente campaña como consecuencia de los efectos del virus de la cuchara, la competencia del tomate marroquí, las condiciones de acceso al mercado europeo que resulten al término de las negociaciones iniciadas del Acuerdo de Asociación entre la UE y Marruecos y la nueva reestructuración del subsector pesquero anunciada por las autoridades comunitarias. "En esta línea, en el presente año se mantendrá la tendencia de 2001 de pérdida de empleo en el sector y que, además, es la tónica seguida por las afiliaciones a la Seguridad Social hasta el pasado mes de mayo", concluyen los expertos de la Consejería.